NIDO DE VÍBORAS

2502

Por KUKULKÁN

LA ESTRECHA cercanía de Anahí González Hernández con la gobernadora Mara Lezama Espinosa ha suscitado celos entre mujeres y hombres que respiran, aspiran y suspiran por convertirse en los próximos alcaldes del municipio de Benito Juárez, quienes ante el riesgo de quedar fuera del handicap electoral en 2024 han comenzado el soterrado golpeteo mediático criticando la ‘inexperiencia’ y ‘bajos números en las preferencias ciudadana’ de la diputada federal de Morena que justamente hace dos años obtuvo la cantidad de 82 mil 288 votos para conquistar el Distrito 2 constituido por los ayuntamientos de Othón P. Blanco, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Bacalar donde efectivamente, sí, no la conocían… pero ganó.

ES NATURAL que en una contienda electoral se desate el golpeteo siempre contra el contrincante a vencer, el más o la más fuerte, pues sería ocioso voltear a ver y atacar a quienes ni siquiera figuran en el escenario so pena de correr el riesgo de un efecto a la inversa que lo vaya a posicionar como real contrincante. Y es que para gobernar Cancún, la joya de la corona del turismo internacional, la lista de aspirantes es larga y hasta se podría decir que de tantos que existen sería más fácil en estas épocas atropellar a un candidato o candidata que a un transeúnte.

ENTRE ellos figuran la actual alcaldesa Ana Paty Peralta, su secretario general Jorge Aguilar Osorio, la senadora Marybel Villegas, los diputados locales Susana Hurtado, Huberto Aldana y Hugo Alday, así como el titular de la Secretaría del Bienestar Pablo Bustamante, por citar a quienes se sienten con mayor posibilidad de participar en la consulta interna donde se elegirá al ganador. En el actual escenario, la competencia interna entre los aspirantes del Partido Verde, de Morena y del PT será la verdadera elección ante la ausencia de una oposición que les pueda dar batalla a la alianza ‘Juntos Haremos Historia’.

CONQUISTAR el municipio más próspero de Quintana Roo es ahora más relevante desde que Mara Lezama lo estrenó como trampolín político para alcanzar vía directa la gubernatura del estado, lo cual habían intentado en el pasado otros alcaldes quienes, por su osadía ante los gobiernos del PRI, pisaron la cárcel: Juan Ignacio Zalvidea y Gregorio Sánchez Martínez, ambos postulados por el PRD. Por eso la contienda que viene se peleará con todo, inclusive hay quienes especulan sobre un posible rompimiento entre guindas y verdes que los llevaría a competir por separado. Se van a jugar la gubernatura de 2027.

LO QUE históricamente han dictado las reglas no escritas del sistema político mexicano es que Presidente pone gobernadores y gobernadores ponen presidentes municipales. Y si esta máxima se cumple, ya sabemos quién tomará esa gran decisión, así que para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo. Hasta ahora Mara Lezama ha impuesto su autoridad por sobre los diferentes grupos políticos que integran su gobierno, la respetan y reconocen como líder por ser no sólo la primera gobernadora, sino también una de las favoritas del Presidente Andrés Manuel López Obrador por aplicarse con los compromisos del gobierno de la Cuarta Transformación.

EN MEDIO de este escenario de competencia política, es donde se ha abierto fuego amigo en algunos medios locales contra Anahí González, considerada por sus propios adversarios como la ‘corcholata’ predilecta de la gobernadora en caso de que para este municipio se conserve la paridad de género a favor de las mujeres. En caso de que fuera hombre, el favorito sería Pablo Bustamante, pero mientras son peras o son manzanas la realidad es que Mara Lezama estuvo presente en la fiesta de cumpleaños que le organizó Morena a la diputada federal, de la cual se subieron fotos a redes sociales, lo cual no hizo con el verde ecologista secretario de Bienestar, a pesar de que el onomástico de ambos fue el pasado 6 de abril.

@Nido_DeViboras