Gana Brasil a México en uso de cobros digitales

3556
Gana Brasil a México en uso de cobros digitales
  • México y Brasil tienen sistemas similares de pago y cobro digital desarrollados por sus bancos centrales, sin embargo su uso en el territorio mexicano es significativamente menor al brasileño.
CHARLENE DOMÍNGUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- México y Brasil tienen sistemas similares de pago y cobro digital desarrollados por sus bancos centrales, sin embargo su uso en el territorio mexicano es significativamente menor al brasileño, reveló una investigación de NTT DATA y la firma Nader Hayaux & Goebel.

CoDi, la plataforma del Banco de México (Banxico) para facilitar las transacciones de pago y cobro a través de los celulares, inició operaciones a finales de 2019. En Brasil, el sistema de pagos digitales e instantáneos desarrollado por su banco central, Pix, inició operaciones a finales de 2020.

La investigación refirió que a diferencia del país sudamericano, Pix ha sido utilizado por el 47 por ciento de sus habitantes, mientras que CoDi en México ha sido empleado al menos una vez por el uno por ciento de la población.

Añadió que en México, CoDi ha sido habilitado por 86 entidades, la mayoría del sector financiero, mientras que en territorio brasileño el sistema Pix ha sido incluido por 760 de todo tipo de sectores.

En ese sentido sostuvo que Pix, ha sido usada en un par de años en al menos una ocasión por alrededor de 150 millones de usuarios, que han transaccionado más de 600 mil millones de dólares.

Lo anterior no revela la falta o la necesidad de estas plataformas, ya que en México, Mercado Pago y PayPal, son cada vez más usadas como alternativas de pagos y transacciones de persona a persona, sino que responde al gran uso de efectivo y el bajo nivel de bancarización, explicó.

El 86 por ciento de las transacciones que se realizan en México son en efectivo, cifra que en Brasil llega a 74 por ciento, contrastó la investigación de las firmas, en colaboración con la Asociación FinTech México.

“En buena medida esto se debe tanto al nivel de bancarización de los mexicanos como al grado de penetración de los servicios financieros en las personas bancarizadas.

“A esto se suma el hecho de que muchas de las personas bancarizadas en nuestro País sólo lo están de manera técnica, es decir, siguen eligiendo el efectivo para realizar la mayoría de sus transacciones”, indicaron en el reporte.

Uno de los factores por los que es difícil reducir el alto uso del efectivo es que no requiere infraestructura ni telecomunicaciones, abundó.

“El efectivo es intuitivo, para competirle como medio de pago podría no ser suficiente la facilidad y la confiabilidad de los datos: tal vez las instituciones deberían centrarse en incentivar a los usuarios de efectivo que den el salto a otras alternativas.

“En Brasil, por ejemplo, se han ofrecido importantes incentivos para la formalización de la economía del efectivo y programas de asistencia que han impulsado la bancarización de segmentos desatendidos”, contrastó.

De acuerdo con la investigación, los incentivos no sólo deben abarcar a las personas físicas, sino también a las instituciones.

Te puede interesar: Crecería Banorte 10% en hipotecas