Refuerzan presencia militar en la zona sur; llegan 200 elementos

79
  • Este lunes llegaron 200 elementos a Chetumal para reforzar la zona sur de Quintana Roo.
EUGENIO PACHECO

CHETUMAL, Q. ROO.- Ante la demanda de mayor seguridad por parte de la población en la zona sur de Quintana Roo, específicamente en la capital y el municipio de Othón P. Blanco, el gobierno federal decidió aumentar la presencia militar para combatir a la delincuencia organizada que afecta la región.

Un contingente de 200 elementos del Ejército Mexicano, la Guardia Nacional y la Fuerza Aérea Mexicana, equipados con un helicóptero EC225 de combate y vehículos terrestres artillados, fue desplegado desde este lunes en Chetumal, según un comunicado de la 34ta Zona Militar.

Estos efectivos militares se sumarán a los ya acantonados en la región y trabajarán de forma coordinada con las autoridades locales y corporaciones de seguridad.

El objetivo es fortalecer las acciones de inteligencia y planeación para aumentar la efectividad de las operaciones de patrullaje y reconocimiento terrestre, enfocándose en comunidades como Luis Echeverría, Calderitas, Morocoy, El Cedral, y El Gallito, entre otras.

La llegada de estos refuerzos se produce en un momento crítico, donde los índices de delitos como privaciones ilegales de la libertad y homicidios vinculados al crimen organizado han visto un aumento significativo.

La respuesta del Estado incluye la implementación de una Fuerza de Tarea Regional que destaca por su gran movilidad, capacidad de despliegue y equipamiento avanzado, lo que potencialmente mejorará las operaciones interinstitucionales tanto en zonas urbanas como en caminos rurales circunvecinos.

El comunicado subraya que todas las operaciones se llevarán a cabo con pleno respeto a los Derechos Humanos, y el personal militar actuará con firmeza, realizando tareas de disuasión y prevención.

Se establecerán además puestos militares de seguridad que contribuirán a generar un ambiente de tranquilidad para los residentes y visitantes de la región, incluyendo el turismo nacional e internacional que es vital para la economía local.

Esta medida no sólo busca revertir los índices de criminalidad, sino también asegurar que la región sur de Quintana Roo pueda continuar desarrollándose como un destino seguro y próspero en el ámbito nacional e internacional.