Construye Timothée Chalamet una sólida carrera

74
Construye Timothée Chalamet una sólida carrera
  • Timothée Chalamet se prepara para interpretar al cantautor Bob Dylan, reconocido con el Nobel de Literatura, en la cinta A Complete Unknown.
MAURICIO ÁNGEL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- “La Promesa de Timothée Chalamet” fue el titular con el que el joven de Manhattan apareció en la portada de la revista Time en octubre de 2021, dedicada a quienes la publicación vaticinaba como las próximas grandes estrellas.

Ya contaba con una nominación al Óscar a Mejor Actor por Llámame Por Tu Nombre (Call Me by Your Name), película que junto con Lady Bird, de Greta Gerwig, habían catapultado su popularidad en 2017, pero en aquella entrevista él rechazaba vanagloriarse.

“Eres sólo un actor, ¡eres sólo un actor!”, se repitió a sí mismo frente al periodista de la revista para mostrar su manera de ahuyentar el ego, pero por más que quiso evitar esa categoría, con los años su carrera ha avanzado para consolidarlo al estrellato.

Al intérprete de 28 años, Leonardo DiCaprio, a quien idolatra, le dio un consejo el momento en que se conocieron: “Nada de películas de superhéroes ni drogas duras”, compartió a The New York Times.

El consejo, afirma “Timmy” (como muchos lo llaman para no pronunciar erróneamente su nombre), lo ha seguido, ya que en el fondo representa un compromiso por no encasillarse en un papel y siempre hacer uno diferente al anterior.

Interpretó a un muchacho que lidia con adicciones en Beautiful Boy: Siempre Serás mi Hijo (2018), apareció en la adaptación de Mujercitas (Little Women) de 2019 y protagonizó las primeras aventuras del chocolatero Willy Wonka en el musical Wonka, estrenado el año pasado.

También fue un caníbal enamorado en el largometraje de 2022 Hasta los Huesos (Bones and All), de Luca Guadagnino, y su trabajo en La Crónica Francesa (The French Dispatch), de Wes Anderson, llegó a Cannes.

El hijo de una ex bailarina y de un trabajador de Unicef está acostumbrado a moverse entre mundos: su vida estaba en Nueva York, pero vacacionaba en la localidad francesa de donde es su padre, Le Chambon-sur-Lignon, la cual tuvo refugiados judíos en secreto durante la Segunda Guerra Mundial, de acuerdo a El País.

Además de dar vida al oscuro mesías, Paul Atreides, de la saga fílmica Duna (Dune), que adapta la novela de Frank Herbert, la segunda parte es, al momento, el estreno de este año más taquillero a nivel mundial, al recaudar 708.4 millones de dólares, de acuerdo con el portal especializado Box Office Mojo.

Ahora mismo se prepara para interpretar al cantautor Bob Dylan, reconocido con el Nobel de Literatura, en la cinta A Complete Unknown, pero incluso tras ello el actor aún trata de no darse a sí mismo tanta importancia.

CON LOS PIES EN LA TIERRA

En su visita a México en febrero para promover Duna: Parte Dos, vio el bullicio que rodeaba la alfombra roja que les montaron en el Auditorio Nacional, pero él rechazaba que aquello fuera por su presencia.

“Estoy amando estar aquí, no sabía que en México los fans eran así. Creo que son muy apasionados por la película y me siento muy agradecido”, dijo entonces, sin reconocer que lo que alocaba a la audiencia era su presencia y la de sus compañeros de reparto, Zendaya, Florence Pugh y Austin Butler.

Si bien GQ lo considera entre los hombres mejor vestidos, es rostro de una fragancia de Chanel y tiene la atención de la farándula por su relación con Kylie Jenner, él sabe lo que es sentirse decepcionado.

Cuando Chalamet fue fichado para la película Interstellar (2014), de Christopher Nolan, confiaba en que sería su gran despunte, pero no fue así.

“Recuerdo haberla visto y haber llorado, un 60 por ciento porque me conmovió mucho y 40 por ciento porque pensé que estaba en la película mucho más de lo que estoy”, mencionó a Time.

Sin embargo, no perdió la fe en su profesión, por lo que sólo estudió un año de Antropología Cultural en Columbia para centrarse en su vocación.

Su intención por explorar más facetas con sus roles hace que Chalamet no se aferre a vetar permanentemente los personajes con poderes, ya que incluso Batman: El Caballero de la Noche (The Dark Knight) fue la cinta que lo inspiró a ser actor.

“Si el guion fuera genial y si el director también fuera genial, podría considerarlo”, le dijo a The New York Times.

Te puede interesar: Se respiran microplásticos en la CDMX