Van por regulación para aminorar plantíos de amapola

242
regulación

  • La regulación de la amapola disminuiría los plantíos y podría ser utilizada con fines medicinales, como la obtención de morfina y otros tipos de sedantes.
ANTONIO BARANDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Olga Sánchez Cordero, titular de la Segob, afirmó que apuesta por la regulación de la amapola para aminorar los plantíos y así pueda ser utilizada con fines medicinales.

“Claro que nos preocupa porque efectivamente están en la ilegalidad estos plantíos y el Ejército busca quemar estás plantaciones. Yo tengo mucha fe que de pueda llegar a regularizarse en algún momento la mariguana, el cannabis. Estamos por sacar la ley, para que se use el cáñamo en todo y en el uso medicinal.

“Sobre amapola, llegará el momento de que estos opiáceos sean regulados para obtener medicinas, la morfina y otro tipo de sedantes muy utilizados también para la atención de pacientes con Covid”, comentó Sánchez Cordero.

El pasado 24 de enero, campesinos de siete comunidades del Municipio de San Miguel Totolapan, Guerrero, se confrontaron con efectivos del Ejército, luego de que estos les destruyeron 50 hectáreas de amapola.

Y, ayer, exigieron al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ser incluidos en el programa Sembrando Vida para dejar de sembrar droga.

En conferencia en Palacio Nacional, la Secretaria de Gobernación manifestó que, con la regulación, los campesinos podrán trabajar en otro tipo de plantaciones.

“Hoy por hoy es muy alentador y estoy muy contenta sobre la regulación del cannabis. Y buscar plantíos legales y diferentes, y canalizar estas comunidades indígenas, ejidales, o campesinos a otro tipo de plantaciones y cosechas, eso es muy importante también. Lamentablemente, aún no tenemos regulación.

“Tenemos que tener regulación para que se tenga la rectoría del Estado en todas estas situaciones. La rectoría del Estado es fundamental, la ley de cannabis saldrá en los próximos meses”, aseveró Sánchez Cordero. 

Te puede interesar: Dice Insabi que no serán 10 mil, sino ¡120 mil brigadas!