Arrincona el gobierno a Romero Deschamps

264
  • Aún con el llamado de sus líderes locales y su séquito para que resistiera a la ofensiva presidencial, Carlos Romero Deschamps presentó su renuncia.
BENITO JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno federal arrinconó al añejo líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, hasta sacarlo del gremio y de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Envuelto en acusaciones de fraude, enriquecimiento ilícito, desvío de recursos y hasta venta de plazas, el ex senador priista tuvo la primera embestida en el actual sexenio en agosto de 2019 cuando fueron mermadas las finanzas de la cúpula sindical con el recorte millonario de “apoyos”.

Tras ese “ahorcamiento” a los privilegios del gremio, en octubre de ese año a Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) indagó los destinos del dinero del sindicato, lo que derivó en denuncias formales ante la Fiscalía General de la República (FGR).

En ese mismo mes, tras 26 años como dirigente, Romero Deschamps dejó su cargo como secretario general del sindicato petrolero y lo relevó de manera interina el diputado federal Manuel Limón, uno de sus operadores de confianza.

Aún con el llamado de sus líderes locales y su séquito para que resistiera a la ofensiva presidencial, el dirigente sindical presentó su renuncia.

Fuentes vinculadas al gremio aseguran que su salida fue conversada desde el arranque del sexenio con la Secretaría de Gobernación.

El dirigente petrolero no atendió ese requerimiento y, por el contrario, en la negociación del contrato colectivo de trabajo 2019-2021 todavía exigió a Pemex privilegios, lo que molestó al gobierno federal.

Apretón de tuercas

El apretón de tuercas con las indagatorias en su contra, por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero en curso, hizo que quien parecía ser inamovible en el liderazgo sindical doblara las manos.

El originario de Tampico, Tamaulipas, dejó a su gente de confianza a cargo del sindicato, aunque mantuvo su plaza en Pemex.

Sin embargo, las autoridades federales lo volvieron a acorralar para romper de tajo con todo lo que oliera a Romero Deschamps.

A pesar de su salida, el gremio quedó relegado de todos los eventos oficiales del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El actual dirigente, Manuel Limón, tampoco ha metido las manos por las 10 mil plazas congeladas que ordenó Pemex bajo el argumento de austeridad.

Petroleros sin trabajo han realizado manifestaciones a las afueras del sindicato para pedirle a Limón que exija a Pemex la reinstalación de los agremiados.

La estocada a Romero Deschamps se anunció este martes con su renuncia a Pemex.

Con 77 años el petrolero seguía activo a Pemex Corporativo, aunque se desconocía cuáles eran sus obligaciones.

Romero Deschamps percibía dos sueldos de Pemex, uno por ser comisionado del sindicato y otro por contar con plaza, de acuerdo con datos oficiales de la empresa estatal.

Nómina transparente

En el portal de Nómina Transparente, aparecía con una “clasificación pendiente” en Pemex Corporativo con un sueldo de 41 mil 203 pesos, 2 mil más que el año pasado.

Romero Deschamps fue elegido por Carlos Salinas de Gortari para tomar las riendas del sindicato petrolero, tras la caída de su paisano Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, por oponerse a las políticas del Ejecutivo federal.

“La Quina”, sobre quien pesaban señalamientos de enriquecimiento ilícito, fue sentenciado a 35 años de prisión pero por acopio de armas, en un proceso penal “fast track”.

Cuatro años después Romero Deschamps asumió el liderazgo del sindicato y en el 2000 se gestión se vio envuelta en un escándalo de desvíos de recursos del gremio a la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa, caso que se conoció como el “Pemexgate”.

La acusación quedó archivada en la entonces Procuraduría General de la República (PGR), y los apoyos de Pemex al sindicato siguieron su curso, en medio de una vida rodeada de lujos por parte del dirigente. En paralelo, el gremio fue opaco en sus finanzas.

La cúpula sindical ha recurrido a decenas de amparos para evitar que se diera a conocer de manera pública sus sueldos, préstamos millonarios de Pemex al gremio, convenios con la empresa, contratos, gastos, resultados de auditorías y destino de los recursos públicos que recibe.

Te puede interesar: Aprietan a Romero Deschamps… y renuncia