Arde la casa Gucci

331
Gucci
  • Descendientes de Aldo Gucci se dijeron ofendidos porque la cinta de Ridley Scott mistifica y casi es indulgente con Patrizia Reggiani.

STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Herederos de la casa de moda Gucci arremetieron ayer contra la producción de la película La Casa Gucci, protagonizada por Lady Gaga, y amenazaron con defender en otras instancias el nombre y la imagen de la familia.

En una carta enviada a la prensa italiana, descendientes de Aldo Gucci, quien dirigió la compañía entre 1953 y 1986, se dijeron ofendidos porque la cinta de Ridley Scott mistifica y casi es indulgente con su personaje principal: Patrizia Reggiani.

Conocida por los medios como la “Viuda Negra”, Reggiani (interpretada por Gaga) pasó 18 años en prisión por haber ordenado el asesinato de su ex esposo, Maurizio Gucci (en el filme Adam Driver).

“Es pintada no sólo en la película, sino también en las declaraciones hechas por miembros del elenco, como una víctima que trataba de sobrevivir en una cultura corporativa masculina y machista”, aseveraron los Gucci.

En una conferencia de prensa para promocionar el largometraje, que ha acumulado 34 millones de dólares en la taquilla mundial, la cantante dijo que ella veía a Patrizia como una mujer enamorada, pero herida cuando Maurizio la hizo a un lado de Gucci y de su vida.

“(Gucci para Patrizia) fue una manera de importarle a su marido. Ella sintió que podía ser valiosa al aconsejarle en sus esfuerzos para heredar la mitad de la compañía”, consideró Gaga.

En su misiva, los Gucci, quienes desde los 90 perdieron control de la marca, descartaron que la casa de modas haya sido machista y aseguraron que en su adn siempre estuvo la inclusividad.

“De hecho, precisamente en los 80 (el periodo en el que ocurre la película), había mujeres en algunas posiciones top: ya sea que fueran miembros de la familia o ajenas a ella, había una presidenta de Gucci America, la cabeza global de comunicación y relaciones públicas y una miembro del consejo de directores de Gucci America”, señalaron.

Lamentaron también interpretaciones erróneas en pantalla de figuras clave de la marca, como Aldo (a quien dio vida Al Pacino) y otros miembros de la familia.

“(Se les muestra como) matones, ignorantes e insensibles con el mundo que los rodea, atribuyendo a los protagonistas eventos, tonos y actitudes que nunca les pertenecieron.

“Esto es extremadamente doloroso desde un punto de vista humano y un insulto al legado en el que la marca se construye hoy”.
Inspirado en el libro de investigación “The House of Gucci: a Sensational Story or Murder, Madness, Glamour and Greed”, La Casa Gucci fue un proyecto que Scott acariciaba desde 2016.

Durante la promoción de la cinta, el realizador comparó la historia de los Gucci con la de otras poderosas familias del renacimiento italiano: los Borgia y los Médici, famosas por sus conjuras internas y asesinatos.

La Casa Gucci conquistó a cierta parte de la crítica internacional, pero además de a los propios Gucci otro protagonista desencantado con el resultado fue diseñador y cineasta Tom Ford.

En el metraje de Scott, un joven Ford (Reeve Carney) aparece tomando las riendas creativas del emporio (cargo que ostentó desde 1994 a 2004) en un afán de dejar lo clásico y rejuvenecer su esencia para amplificar su atractivo.

Ford, quien conoció a todos los involucrados, dijo que tras ver el filme quedó “profundamente triste durante varios días” y criticó las dinámicas de varios personajes, como la de Aldo y su hijo Paolo Gucci (Jared Leto).

“(Parece) una parodia de Saturday Night Live de la historia”, criticó el autor del filme Animales Nocturnos.

Así lo dijo

“Gucci es una familia que vive honrando el trabajo de sus ancestros, cuya memorias no merece ser perturbada para escenificar una película que no es cierta y no hace justicia a sus protagonistas”. Familia Gucci.

Te puede interesar: ¿Cuestionó Carlos el color de piel del hijo de los Sussex?