Crece en pandemia crisis alimentaria

171
Crece en pandemia crisis alimentaria
  • La inseguridad alimentaria aumentó 3.1 puntos porcentuales en México en el contexto de la pandemia de Covid-19, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La inseguridad alimentaria aumentó 3.1 puntos porcentuales en México en el contexto de la pandemia de Covid-19, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas.

Se trata del quinto mayor incremento entre 12 países de América Latina con datos disponibles.

El Panorama Regional de Seguridad Alimentaria y Nutricional 2021 de la Organización para la Alimentación y la Agricultura de la ONU (FAO, en inglés), publicado ayer, indica que el hambre en América Latina y el Caribe está en su mayor nivel desde el año 2000.

El número de personas que vivían con hambre en la región, alerta, pasó de 45.9 millones a 59.7 millones entre 2019 y 2020.

Sólo detrás de los países del Triángulo Norte —El Salvador, Guatemala y Honduras—, y de Ecuador, México tuvo un aumento de la prevalencia de la inseguridad alimentaria moderada o grave de 3.1 puntos porcentuales en el periodo 2018-2020, con respecto a 2016-2018.

El número de personas en esta situación en el país aumentó de 28.7 millones a 33.2 millones entre ambos periodos.

La inseguridad alimentaria moderada, según la FAO, se registra cuando la capacidad de una persona para alimentarse es incierta y se ha visto obligada a reducir, a veces a lo largo de un año, la calidad o cantidad de comida que consume por falta de recursos.

Por otro lado, la inseguridad alimentaria grave ocurre cuando a una persona se le acabó la comida, padece hambre y/o lleva días sin comer.

“Debemos decirlo fuerte y claro: América Latina y el Caribe enfrentan una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria. Ha habido un aumento de casi el 79 por ciento en el número de personas con hambre entre 2014 y 2020”, advirtió Julio Berdegué, Representante Regional de la FAO, de acuerdo con un comunicado.

“Aunque la pandemia ha agravado la situación, el hambre ha ido en aumento desde 2014. Debemos corregir las vulnerabilidades profundas de nuestros sistemas alimentarios, hacerlos más inclusivos y sostenibles y asegurarnos de que brinden bienestar a las personas que alimentan a nuestras sociedades”, agregó por su parte Rossana Polastri, directora del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) para América Latina y el Caribe.

México, indica el informe, sumó 9.2 millones de personas subalimentadas en el periodo 2018-2020, por 7.7 millones en el periodo 2016-2018.

La subalimentación es un escenario en que las personas no consumen diariamente la cantidad suficiente de comida.

En el informe también contribuyeron el FIDA, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Programa Mundial de Alimentos (WFP) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Te puede interesar: Comprará la ONU menos medicamentos