Las Rayadas mandan

228
  • Rayadas se impuso a Tigres Femenil en la final de la Liga MX Femenil, quitándole así el reinado a las felinas.
JUAN CARLOS JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- El orgullo de las Rayadas le cortó el reinado a Tigres Femenil en su propia casa.

En penales y con el drama de lo que han sido las cinco Finales Regias, el Monterrey Femenil se coronó por segunda vez campeón de la Liga MX Femenil.

El equipo de Eva Espejo sacó el amor propio y conjugó conceptos tácticos en el juego y determinación en los penales para arrebatarle a Tigres la etiqueta del mejor equipo de la Liga.

Si ya una vez las Rayadas le frustraron el bicampeonato a las “Amazonas”, anoche les robaron la ilusión del tricampeonato ante su propio público.

Después del 0-0 en el tiempo regular y tras quedar 2-2 en la ida, el título del Torneo Grita México A21 se definió con la tensión de los penales, y en donde Alejandría Godínez fue la figura al atajar dos y ver cómo Nayeli Rangel envió el suyo al poste para ganar 3-1.

Si el domingo, las albiazules “tomaron ventaja” al ganar en la mesa la inhabilitación de Stephany Mayor, anoche no se intimidaron con el recibimiento hostil de un casi pletórico Estadio Universitario.

El título albiazul fue el primero que gana una mujer entrenadora, y lo hizo con maestría Espejo, al anular el medio campo felino con su estrategia y elegir a las tres jugadoras más experimentadas para cobrar los penales: Desirée Monsiváis, Mariana Cadena y Rebeca Bernal.

En el primer tiempo, Rayadas estuvo más cerca de abrir el marcador, pero Monsiváis perdonó en un par de ocasiones, mientras que Tigres Femenil sólo coqueteó a través de un casi autogol de Cadena que se estrelló en el poste.

Las bandas de Tigres Femenil, que son su arma más peligrosa, fueron anuladas totalmente por la lateral albiazul Alejandra Calderón, quien frenó a Lizbeth Ovalle y María Sánchez.

La capitana Liliana Mercado lució desconectada por la albiazul Diana García y fue hasta el segundo tiempo cuando María se acercó al gol, y luego Fernanda Elizondo se perdió un mano a mano con Godínez.

Después de 95 minutos sin goles, en los penales sólo Mercado acertó por las felinas y Godínez le atajó a Nancy Antonio y Ovalle, y sentenció el título cuándo Nayeli la mandó al poste.

Ahí comenzó una carrera de festejos, lágrimas de alegría y un silencio sepulcral en el estadio, pues las Rayadas ahora son las mandonas de la Liga Femenil en México.

Te puede interesar: Defiende Infantino jugar Mundial cada dos años