NIDO DE VÍBORAS

1309
NIDO-ENCUESTAS-MARA-P

POR KUKULKÁN

TODAVÍA no empieza abiertamente la competencia electoral y ya hay varios atropellados, heridos y uno que otro descarrilado, pero lo que sigue inamovible es la tendencia de las encuestas, esas fotografías del momento, favorables para la candidata de Morena a la gubernatura de Quintana Roo, Mara Lezama Espinosa, a quien sus adversarios no tienen manera de bajar de las preferencias electorales ni mucho menos del ánimo del Gran Elector, para convertirse en la próxima gobernadora.

EN ESTAS elecciones no está en juego sólo la silla del Palacio de Chetumal sino el futuro del Gobierno de la Cuarta Transformación, que busca a toda costa controlar el sureste de México para convertirlo en su reducto bélico y desde aquí seguir dando la batalla política aun después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador deje el cargo en 2024. Ya controlan Tabasco, Veracruz, Chiapas, Campeche, van por Oaxaca y Quintana Roo en junio entrante, y dos años después irán igualmente por Yucatán para cerrar el círculo.

TAMBIÉN están en juego los megaproyectos de infraestructura emblema del presidente; el Corredor Interoceánico, la Refinería Dos Bocas, el Tren Maya, los aeropuertos de Tulum y Chetumal, el puente vehicular sobre la Laguna Nichupté para conectar la zona hotelera de Cancún, que apuntalarán el desarrollo del sureste mexicano… así que los intereses detrás de los próximos comicios para gobernador del estado no sólo son políticos sino principalmente económicos. 

NO ES OCULTO que desde hace más de tres años el presidente Andrés Manuel mostró a través de la mañanera su predilección por Mara Lezama como la gobernadora que le ayudaría a concretar los megaproyectos de infraestructura para Quintana Roo aun después de que él deje el cargo como presidente de la república. Él mismo salió en su defensa varias veces en la mañanera y en diversas giras de trabajo del mandatario federal la apapachó y cobijó públicamente. El presidente se encaprichó de que ella fuera la gobernadora… y así será.

A ESTE Nido de Víboras llegó la versión de que el presidente le corrió la cortesía oficial al preguntarle al gobernador Carlos Joaquín González, con cuál político o política de Morena además de Mara Lezama (Marybel Villegas Canché, Laura Beristain Navarrete, José Luis Pech o Luis Alegre Salazar) se entendía mejor para garantizar una transición pacífica y sin consecuencias, el mandatario estatal le respondió que con la actual alcaldesa de Cancún y virtual candidata a la gubernatura.  

LOS TIEMPOS han cambiado, ha insistido el presidente, “ya no es lo mismo de antes”. No cambiaron las reglas del juego, cambió el juego completo. Con los programas de becas del Bienestar, repartiendo recursos entre jóvenes sin oportunidades, mamás solteras, adultos de la tercera edad y personas con capacidades distintas, el gobierno de la Cuarta Transformación desactivó silenciosamente el viejo esquema de líderes y partidos políticos de movilizar estructuras electorales a través de prebendas mensuales y “comisiones” cada proceso electoral; esto es, bajo la bandera humanitaria y con recursos públicos López Obrador institucionalizó las viejas estructuras de los partidos.   

ANTE este poderío, la disminuida clase política local, que históricamente venía repartiéndose la gubernatura sólo entre los políticos nacidos en Cozumel y Chetumal, no tuvo otra que aceptar a regañadientes la propuesta del presidente de imponer a una “fuereña” y del municipio más próspero del estado como Mara Lezama. Todavía, en un inofensivo intento por impedir que a la gubernatura llegue alguien que seguro obedecerá al inquilino del Palacio Nacional en el Zócalo de la Ciudad de México y no a la “mafia del poder” local, de último momento la clase política se sacó de la manga la candidatura de Laura Fernández Piña, quien deberá remontar la aplastante desventaja que arrastra su oscuro pasado de corrupción.

@Nido_DeViboras