Andrea Bocelli lleva al paraíso a Riviera Maya

474
Andrea Bocelli lleva al paraíso a Riviera Maya
  • Andrea Bocelli contó con la participación de Susana Zabaleta, sus hijos Virginia y Matteo, sus voces armonizadas por la Sinfónica de Yucatán.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- En una magnífica jornada de tres horas que supieron a poco, el tenor italiano Andrea Bocelli hizo tocar el cielo a la Riviera Maya, llenando de encanto a más de 5 mil 500 personas quienes acudieron el pasado sábado 26 de febrero al concierto que tuvo lugar en Playa Maroma Beach Club.

Acompañado por la excelente ejecución de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, Bocelli interpretó un cuidadoso repertorio de hits en los que se mezclaron dos vertientes, un cuadro operístico y canciones más actuales, que sumados a los colores de un ocaso que bañó el escenario con luces multicolor, logró el cometido de poner el paraíso más cerca de México. 

Bocelli contó con la participación en actuaciones especiales de la mexicanísima Susana Zabaleta que engalanó con su interpretación de “Contigo en la Distancia” y “Vivo por ella”, la participación de su hija Virginia con “Hallelujah” y hasta “Perfect Symphony”, de Ed Sheeran, interpretada junto a su hijo Matteo Bocelli.

Mateo aprovechó su visita a México como parte del elenco del maravilloso concierto para presentar su primer sencillo en español “Dime”, escrito junto al músico italiano Alessandro Mahmoud.

Es el misticismo del que Andrea Bocelli es capaz, que hipnotiza a la audiencia con una prodigiosa voz que representa lo mejor y lo más bello del espíritu humano, la mayor virtud que el concierto tuvo. En parte escuchar a Giacomo Puccini o Giuseppe Verdi, mezclados con composiciones de Armando Manzanero y Consuelo Velázquez, es como cumplir una fantasía en un mundo donde todos los gustos caben.

Así, mientras el tenor se prodigaba en mantener viva su leyenda y su legado, con unos hijos llenos de talento heredados del padre que lo acompañaron en el escenario, los privilegiados que asistieron se encontraban en el éxtasis total. 

No era para menos, habían recibido ya su pequeña dosis de leyenda que se llevaron gustosos a casa. De una que ya es inmortal y que residirá por siempre en el olimpo de los más grandes. Esa leyenda es el maestro Andrea Bocelli, que tocó el corazón de México gracias a la promotora Music Vibe.

Te puede interesar: Brilla Bad Bunny…  Por su ausencia en Premios