Alumbran camposanto de Milpa Alta con tradición

305
Alumbran camposanto de Milpa Alta con tradición
  • El pequeño camposanto, situado al oriente de la CDMX, en Milpa Alta, lució la tarde y noche de ayer lleno de arte, ingenio y mucha tradición
DANA MARIANA ESTRADA PÉREZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- “Mi papá nació en Oaxaca, pero vivió casi más de 40 años en Tecómitl, un lugar que le gustaba mucho por sus tradiciones. Este año le construí y ofrendé una escultura de xoloitzcuintle, para que lo guiará hasta la familia. Y también me animó a participar con todos los demás artesanos que concursan cada año con sus diseños”, narró Nahui, uno de los 100 participantes en esculturas de lodo del panteón San Antonio Tecómitl, en Milpa Alta.

Este pequeño camposanto, situado al oriente de la CDMX lució la tarde y noche de ayer lleno de arte, ingenio y mucha tradición, para despedir a sus fieles difuntos. Aunque también, para participar en el legendario concurso de esculturas que se lleva a cabo cada 2 de noviembre.

Participa una centena de familias

Este fue el primer año, de los últimos 17, donde una centena de familias participaron en la elaboración de figuras tradicionales mexicanas y mitológicas sobre las tumbas de sus seres queridos, en esta tradición que lleva más de 70 años y que originalmente se llevaba a cabo en la parroquia de San Antonio de Padua, cuando albergaba el panteón comunal.

En años pasados, el concurso alcanzaba a 50 participantes, quienes se esmeraban y modelaban durante horas y hasta días con sus propias manos la tierra del panteón con ayuda de un poco de agua

Conservan constumbres

Este concurso arranca durante las primeras horas de este 2 de noviembre, en donde familias enteras acuden a visitar los restos de sus abuelos, padres, hijos, tíos y primos, con la intención de hacer ángeles, calaveras, dioses aztecas alusivos a la muerte como Quetzalcóatl y Mictlantecutli, nahuales, animales como xoloitzcuintles, jaguares y hasta pequeñas canchas de fútbol o sencillas lápidas de lodo pero invadidas por flor de cempasúchil, y hasta ofrendas con comida, dulces regionales, música y la luz de decenas de veladoras.

“Hemos trabajado mucho para seguir manteniendo esta tradición, parte de ello es la organización del concurso en donde seleccionamos a las tres mejores esculturas. Y aunque sólo es un reconocimiento colectivo, sin algún premio en especie, las familias se unen a la dinámica porque quieren mostrar su interés genio al resto del poblado y hasta visitantes externos”, explicó José Daniel Flores, presidente del grupo cultural Mictlán, el cual se encarga de valorar y organizar este evento.

Los ganadores son calificados por los pobladores por su ingenio, dificultad y detalle de sus esculturas y, además, por la identidad y representación de historias y mitos del poblado y el País.

Un ejemplo es la familia Constantino, ganadora en varias ediciones, esta vez fue con un Quetzalcóatl.

Te puede interesar: Se desplazan para conmemorar en CDMX

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.