Gracias por no olvidarnos: RBD

321
Gracias por no olvidarnos: RBD
  • RBD considera a la CDMX su casa, por lo que sus integrantes afirmaron que para ellos era un sueño estar de vuelta frente a fans tan amorosos.
MAURICIO ÁNGEL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando a los RBD les dijeron que en su gira de reencuentro, después de 15 años lejos de los escenarios, tocarían en el Foro Sol de la Ciudad de México, Dulce María se preguntó si de verdad podrían llenarlo, recordó anoche la cantante en el primero de los seis shows en el recinto con boletaje agotado. Y cuya gira Sor Rebelde Tour culminará el 21 de diciembre en el Estadio Azteca.

El grupo considera a la CDMX su casa, por lo que sus integrantes afirmaron que para ellos era un sueño estar de vuelta frente a fans tan amorosos, a los que debían el agradecimiento más grande.

“Es la despedida que nos debíamos. ¡Gracias por esperarnos, por no olvidarnos, gracias por llevar nuestra música en su corazón todos estos años!”, dijo Dulce María a los 60 mil fanáticos reunidos en el recinto, cifra proporcionada por los organizadores.

La manera de mostrar gratitud no fue sólo con palabras, sino a través de un espectáculo de cerca de dos horas, donde repasaron sus éxitos y se entregaron por completo, para demostrar que la espera valió la pena.

Anahí, Christian Chávez, Dulce María, Christopher Uckermann y Maite Perroni salieron al escenario a las 21:23 horas, cuando las pulseras y las caras de los fans se iluminaron, de cara a una gala de nostalgia.

Al principio de su show, las voces grabadas de los cinco prometían una noche de amor cósmico, donde todos los corazones de los presentes latirían juntos, algo que quisieron inducir al arrancar con “Tras de Mí”, “Un Poco de tu Amor” y  “Cerquita de Ti”, el sencillo que sacaron en agosto.

Los fans, uniformados con sacos rojos y corbatas a rayas, como salían los actores en la telenovela Rebelde de 2004, se mostraron ansiosos por vivir de forma intensa cada canción, que les traían recuerdos y emociones del pasado.

Las memorias volvieron mientras coreaban éxitos como “Ser o Parecer”, “No Pares”, “Empezar Desde Cero” y “Sólo Quédate en Silencio”.

Los músicos viven sus 40 años, pero energía no les faltó: al cierre de esta edición llevaban 10 cambios de vestuario, y no paraban de cantar y bailar en una velada donde quisieron inspirar.

“Si no lo hacemos nosotros, nadie más lo va a hacer. ¿Vale la pena darse por vencidos o seguir adelante peleando por lo que su corazón dice que merecen? Lo segundo yo lo he hecho más de una vez gracias a ustedes”, gritó Perroni.

VIVE SU VIDA CON PLENITUD

Pese a ser una noche cargada de nostalgia, el quinteto quiso demostrar que no son los mismos jovencitos del pasado, que la madurez les ha servido para fortalecer sus voces y que pueden alzarlas por los temas que les importan.

Ello lo ilustró Christian Chávez al salir al escenario con un traje estilo charro en rosa, por el que fue criticado hace meses. Con este cantó un fragmento de “El Rey” con mariachi, mientras la bandera mexicana y la bandera LGBTQ+ se proyectaban detrás de él.

“¡Por favor vivan su vida, que al final nadie les da de tragar! Yo tengo 40 años y apenas estoy viviendo mi vida a pleno. Hay que dejar a todos ser como quieran, ¿y a quien no le guste?”, preguntó. “¡Que chingue a su madre!”, gritaron los asistentes.

SÁLVAME… DE LOS FEMINICIDIOS

Anahí eligió posicionarse contra los feminicidios en México y, mientras cantaba “Sálvame” cerca del final del show, abrió su chamarra para mostrar una playera que decía: “Ni una menos”.

Te puede interesar: Abraza Camila su reencuentro