¡El colmo!

3073

José Luis Carrillo

Estamos a días del inicio de la campaña presidencial más vasta y competida en la historia; cuando arrecian las estrategias que buscan destruir, pero nunca construir un mejor futuro para México.

Vaya, pareciera que en momentos en que México merece seriedad y compromiso con un proyecto de nación sólido y responsable, aparecen mezquinos intereses que lo único que buscan es tumbar los cimientos y ganar dinero y poder.

Lo peor es que en pleno Siglo 21, cuando teóricamente deberíamos contar con una sociedad educada y responsable en su toma de decisiones, aparece un modelo de degradación tecnológica altamente nocivo para la democracia:

¡La piratería informática!

El colmo es que ya nadie está seguro de nada; vaya hasta muchos pueden dudar con argumentos válidos, que este texto NO lo escribió el real José Luis Carrillo Ramos.

Es decir, puede ser que intereses perversos hayan hackeado no solamente su email, sus redes sociales, su número de telefonía celular o hasta su voz y rostro, lo mismo que puede sucederle a cualquiera.

¡Qué tragedia!

En momentos en los que contamos con MAYOR información, esto ¡NO necesariamente significa que tengamos MEJOR información!

Ahora no solamente debemos tener cuidado con aquellos que por mensajería personal, nos piden dinero prestado; sino que ahora debemos desconfiar, hasta de aquellos que supuestamente te inviten a dar una opinión política, porque puede ser tergiversada y manipulada usando tu nombre.

Hasta circulan mensajes con nombres de supuestas “fuentes” que opinan sobre un video manipulado; como sucede en estos momentos con la reciente “Marcha por la Democracia” sucedida en días pasados.

¿Debemos decir a nuestros contactos en Whatsapp; que duden cuando les pidamos cualquier cosa?

¡La desconfianza total! ¡El colmo de los colmos!

No tenemos de otra más que regresar a lo básico; aplicar lo que se nos enseñó en la carrera de Comunicación Social, aplicar la máxima del considerado “Padre de la Comunicación”; Marshal McLuhan:

“El Medio es el Mensaje”, que traducido en “buen cristiano”, como dijera mi padre (QDEP), significa simplemente usar el sentido común y aplicar el “tómalo de quien venga”.

Ustedes que leen este texto, lo reciben a través de un medio de comunicación serio, vía una plataforma digital validada; lo que los convence que en verdad es el real José Luis Carrillo Ramos el que lo escribe y no un troll, o alguna perversa aplicación de Inteligencia Artificial.

¡Vaya, por eso firmamos nuestros textos!

McLuhan en su libro “Understanding Media: The Extension of Man”; publicado en 1963; propuso que un medio en sí mismo, y NO necesariamente el contenido que transporta, debe ser lo que debemos analizar.

El primero de marzo inicia la campaña presidencial, y por ende estaremos sujetos a todo un “bombardeo” de mensajes propositivos y destructivos; anuncios que nos llegarán por todo tipo de medio de comunicación responsable y lamentablemente también por todo un cúmulo de fuentes generadoras de rumores y noticias falsas, que solamente buscan desinformar y NO informar.

Resulta obligatorio en una sociedad sería, contar con una opinión pública responsable, y más en estos momentos de desinformación ruin; que antes de creer o enviar algún mensaje de cualquier índole, primero confirmemos la veracidad de la fuente.

Seamos parte de la información para el bien de México.

Te puede interesar: Samuel García… ¿Viento en contra?