Arrasan incendios el norte de Texas

789
Arrasan incendios el norte de Texas
  • Cinco incendios forestales en el Mango de Texas, el extremo norte de la entidad, empeoraron ayer y sumaron una devastación de más de 404 mil hectáreas de tierra.
STAFF / AGENCIA REFORMA

AUSTIN, TEXAS, EU.- Cinco incendios forestales en el Mango de Texas, el extremo norte de la entidad, empeoraron ayer y sumaron una devastación de más de 404 mil hectáreas de tierra, una cantidad que es casi tan grande como el Parque Nacional del Gran Cañón, según autoridades.

El Gobernador republicano Greg Abbott emitió una declaración de desastre que cubre 60 condados en respuesta a los fuegos activos, de los cuales se registraron alrededor de dos decenas en todo el estado.

En esa línea, pidió a la División de Manejo de Emergencias que envíe recursos y bomberos adicionales al Mango de Texas, la zona más afectada.

El incendio de Smokehouse Creek, que comenzó el lunes por la tarde en el condado de Hutchinson, creció de 40 mil a 202 mil hectáreas en 24 horas, según el Servicio Forestal de Texas A&M. Ayer por la tarde, el fuego había quemado 344 mil hectáreas, lo que lo convirtió en la segunda quema forestal más grande en la historia del estado.

De acuerdo con las autoridades, dicho incendio estaba contenido sólo en un 3 por ciento.

Otro fuego forestal en el condado de Moore, a unos 56 kilómetros al oeste de Hutchinson, sumaba desde el lunes más de 57 mil hectáreas devastadas. Hasta ayer por la tarde, estaba contenido al 30 por ciento.

Los incendios se extendieron por la ciudad de Canadian, una comunidad ganadera de unas 2 mil 200 personas al noreste de Amarillo, cerca de la frontera con el estado de Oklahoma. A los residentes de allí se les permitió regresar a sus hogares ayer, pero sólo vieron destrucción.

El fuego arrasó unas 40 casas en el condado de Hemphill, según las últimas estimaciones del Coordinador de Manejo de Emergencias, Bill Kendall, quien apuntó que aún se recopilarán más datos sobre el alcance total del daño.

“Hay muchas cosas que simplemente desaparecieron”, lamentó Cody Cameron, de 56 años.

Las autoridades indicaron que hasta ayer no había registro de muertos ni heridos graves por los incendios del norte.

Un portavoz del Servicio Forestal señaló que alrededor de 200 bomberos fueron desplegados en todo el Mango de Texas para combatir los fuegos de la zona, la mayoría de ellos centrados en el incendio de Smokehouse Creek.

Los fuertes vientos impidieron el uso de aviones para intentar detener la propagación de las quemas.

“Entre las muchas casas que fueron arrasadas estaba la del sheriff”, dijo Laurie Ezzell Brown de The Canadian Record, que ha estado publicando actualizaciones en su página de Facebook.

Añadió que el sheriff estaba trabajando y no estaba en casa en ese momento.

Las temperaturas inusualmente altas y los fuertes vientos también provocaron incendios forestales en otras partes de las Grandes Llanuras, incluidos Nebraska y Kansas.

Te puede interesar: Impone Canadá visas a mexicanos