Señalan a Pech Várguez por violencia política en razón de género

268
  • Maritza Basurto señala a José Luis Pech por violencia política en razón de género.
EUGENIO PACHECO

CHETUMAL, Q. ROO.- El dirigente local de Movimiento Ciudadano (MC), José Luis Pech Várguez, y el delegado del Comité Nacional de ese partido, Jacobo Cheja Alfaro, fueron señalados públicamente de violencia política en razón de género contra la legisladora Maritza Basurto Basurto.

Además, los acusó de “secuestrar” al partido para postular a sus familiares y allegados a las candidaturas para los Ayuntamientos y las diputaciones locales.

La diputada Maritza Basurto Basurto confirmó su renuncia al partido y dijo que esos son los principales motivos para declararse también como legisladora sin partido en el Congreso de Quintana Roo, con lo que deja sin representación legislativa al llamado partido naranja.

Al explicar sus dichos, la diputada aseguró que, al interior de Movimiento Ciudadano, José Luis Pech Várguez, con el apoyo de Cheja Alfaro, cometieron acciones para obstaculizar su desempeño y la invisibilizaron al no apoyar su trabajo, ignorarla y evitar que se difundieran sus labores como diputada, con lo que se puede configurar la violencia política.

Además de que pretendieron obligarla a postularse como candidata a diputada federal para sacarla de la contienda interna por la Presidencia Municipal de Cozumel, e imponer como candidato a ese cargo a Roberto Marín Flores, por recomendación de Ivonne Ortega Pacheco, otra integrante del Comité Nacional.

“Desde un principio el dirigente sabía de mi aspiración y mi trabajo enfocado a buscar la Presidencia Municipal de Cozumel, sin embargo, tenía la intención, apoyada por el delegado nacional, de poner a disposición de Roberto Marín todo lo que había realizado para tener una ventaja en el trabajo hacia las bases, a cambio de ser postulada como síndico.

“Al negarme querían mandarme como candidata a diputada federal, sabiendo que iba a perder por no tener alguna acción realizada hacia ese cargo”, acusó.

Pech Várguez, también ha impuesto a su hijo, Gustavo Pech Galera, como síndico en la planilla para Othón P. Blanco, sin tener algún trabajo reconocido por las bases de esa fuerza política, y el propio José Luis Pech Várguez será inscrito en la primera posición de la lista de diputados plurinominales locales, entre otras candidaturas para los suyos, dijo la denunciante.

Martiza Basurto reconoció que no ha denunciado formalmente la violencia política y los malos tratos de sus dirigentes, por considerar que no tiene alguna prueba fehaciente, sólo algunos testimonios de otros militantes que sufrieron también de agresiones verbales y malos tratos.

Aunque advirtió que busca a un experto en esta materia para intentar llevar ante la justicia a estos lideres políticos y visibilizar a todas las victimas que al interior de Movimiento Ciudadano han sido menospreciadas sólo por ser mujeres.

Finalmente, dijo que ha sido invitada a formar parte de los grupos parlamentarios de Morena y del Partido Verde, sin embargo, prefiere finalizar su periodo como en la XVII Legislatura como diputada sin partido.