Incumple 70% de gaseras con controles volumétricos

112
Incumple 70% de gaseras con controles volumétricos
  • De las mil 400 plantas de distribución de gas LP que operan en el País, menos del 30 por ciento está en condiciones de cumplir con los requerimientos para acreditar los controles volumétricos.
DIANA GANTE / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- De las mil 400 plantas de distribución de gas LP que operan en el País, menos del 30 por ciento está en condiciones de cumplir con los requerimientos para acreditar los controles volumétricos ante el fisco.

“Más o menos de las mil 400 plantas de gas que hay en el País, unas 400 estarían en posibilidades de cumplir ya con todos los elementos que se necesitan para dar el reporte de controles volumétricos.

“El resto todavía están en proceso porque se tienen que actualizar; hay plantas que son muy viejas, que necesitan cambiar nada más unos cuantos fierros, pero hay plantas que necesitan cambiar otras muchas cosas que llevan más tiempo y eso genera un cuello de botella”, dijo Carlos García, CEO de EGSA, compañía mexicana con 50 años en el mercado de gas LP y especializada en la proveeduría de equipos y servicio técnico.

Explicó que el cuello de botella se genera en la proveeduría de los equipos, porque algunos son especiales, son suministrados por unos cuántos proveedores y se complica atender la demanda.

“Yo creo que solo para que todas las plantas puedan contar con los equipos que se necesitan o hacen falta, pues sí se lleva tiempo, yo diría que unos dos años para que todos estuvieran al corriente, con los equipos necesarios para hacer el reporte de controles volumétricos”, apuntó.

Los controles volumétricos son certificados que emite una unidad de inspección que constata que la instalación acredita que el volumen de hidrocarburos que recibe y que comercializa coinciden, lo que permite combatir la compra-venta de combustibles de procedencia ilícita.

A partir del 1 de enero de este año, todos los participantes que desarrollan actividades con petrolíferos tienen que entregar al SAT su certificado de cumplimiento de controles volumétricos.

Dicho requerimiento se venía aplazando los dos últimos años ante la falta de unidades de verificación para atender toda la demanda de los usuarios obligados.

Además, García dijo que no solo se trata de la proveeduría de los equipos, sino que también se debe realizar la instalación, que puede llevar entre dos o tres meses, considerando que no se puede detener la operación de la planta porque se trata de modificaciones costosas para los permisionarios.