Alerta calidad de agua en presas

136
Alerta calidad de agua en presas
  • El descenso en el almacenamiento de las presas del Sistema Cutzamala puede repercutir en la calidad del agua que se distribuye en el Valle de México.
IVÁN SOSA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El descenso en el almacenamiento de las presas del Sistema Cutzamala puede repercutir en la calidad del agua que se distribuye en el Valle de México, aseguró el ex director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege.

Desde noviembre, la Conagua implementó una serie de recortes en el abasto del sistema para evitar que el nivel de las presas descendieran por debajo del 15 por ciento del almacenamiento, que es el mínimo requerido para mantener el envío de los depósitos a la planta potabilizadora que, a su vez, mediante un sistema de bombeo, manda el caudal al acueducto abastecedor.

De no haberse aplicado la reducción, las presas quedarían vacías en junio, estimó la Conagua a finales del año pasado… sin embargo, ahora deberá considerarse la capacidad de tratamiento de agua de la planta potabilizadora.

“La crisis del Cutzamala puede llegar en mayo, porque más que evitar llegar al 15 por ciento, el problema es cuál va a ser la calidad del agua”, apuntó Luege en entrevista.

Ayer martes no hubo sesión del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM), pero según los registros de la Conagua, las presas pasaron de 35.5 por ciento a 34.7, entre el 24 de marzo y lunes 1 de abril.

“No es hasta qué punto aguantan Valle de Bravo y las presas, sino que la concentración de metales es tal en bajos niveles que no da la capacidad de tratamiento de la planta potabilizadora Berros”, explicó el ex funcionario.

De la capacidad total de 782.5 millones de metros cúbicos con la que cuentan las presas del Sistema, actualmente se resguardan 271.5 millones de metros cúbicos. Por debajo del promedio general, la presa Villa Victoria registró 28.2 por ciento de almacenamiento, en tanto que Valle de Bravo reportó 26.9 por ciento.

La presa más grande, Valle de Bravo, tiene una capacidad total de 394 millones de metros cúbicos, en tanto que el lunes contaba con un nivel de 106 millones de metros cúbicos.

Según los registros de la Conagua, el Nivel de Aguas Mínimas de Operación (NAMINO) para Valle de Bravo es de 50 millones de metros cúbicos. Para el conjunto de las presas del Cutzamala, el NAMINO es de 60 millones de metros cúbicos.

En la región persiste la sequía, con niveles escasos de lluvias para reabastecer las lluvias.

“La planta de Berros no está diseñada para limpiar algunos metales, entonces lo que tiene que revisar el Organismo de Cuenca es la calidad”, subrayó Luege.

“Creo que por eso vamos a una crisis en mayo, porque puede llegar a niveles que no se podrá potabilizar”.

Te puede interesar: Resaltan recursos para equipar hospitales en CDMX