Votarán presos por Presidente

119
  • Llegaron las papeletas que se usarán para el voto de personas en prisión preventiva de tres centros penitenciarios del estado.
EUGENIO PACHECO

CHETUMAL, Q. ROO.- En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, este martes se recibieron en la capital quintanarroense las 892 boletas electorales que el Instituto Nacional Electoral (INE) tendrá disponibles para que igual número de presos sin sentencia, recluidos en cárceles de Quintana Roo, puedan votar libremente el próximo domingo 2 de junio.

Las boletas llegaron acompañadas de material complementario, como instructivos de votación, sobres, actas, tinta indeleble, etiquetas, cuyo objetivo es recabar el voto de personas con prisión preventiva en los centros penitenciarios de Cancún, Cozumel y Chetumal.

Sergio Bernal Rojas, Vocal Ejecutivo del (INE) en Quintana Roo, habrá tres jornadas de votación para cubrir la demanda en estas cárceles: el 10 de mayo en Cancún, con un padrón electoral de 714 internos; el 15 de mayo en Cozumel, con 47 internos, y el 17 de mayo en Chetumal, con 131 internos.

Del universo de votantes presos, quienes previamente solicitaron y realizaron el trámite para ejercer su derecho constitucional únicamente para la elección presidencial, 814 son hombres y 78 son mujeres.

El desglose de votantes por penal es: Cancún, 643 son hombres y 71 son mujeres; Chetumal 124 hombres y 7 mujeres; y en Cozumel sólo 47 hombres.

Los documentos se recibieron después del mediodía a las instalaciones del INE en Quintana Roo, cuyo personal recibió las boletas y el material complementario para revisarlo y armar los paquetes electorales que más tarde fueron entregados a la Junta Distrital 04, en Cancún; a Junta Distrital 01, en Cozumel, y a la Junta Distrital 02 en Chetumal.

Para la jornada de votación, en cada fecha programada, se tiene previsto que con el apoyo de personal de seguridad, se instalarán tanto las casillas como las mesas de votación ordinarias al interior de cada penal.

Sin embargo, las papeletas no serán depositadas en urnas, sino en sobres que serán sellados y resguardados por el propio INE y se contabilizarán hasta el día de los cómputos finales, al igual que los votos emitidos el domingo 2 de junio en cada una de las casillas, explicó Bernal Rojas.

Este ejercicio democrático será la primera vez que se llevará a cabo en Quintana Roo, luego de que en 2019 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) abrió esta posibilidad a partir del precedente jurídico que sentaron Guadalupe Gómez y Marcos Ruiz, dos indígenas tzotziles detenidos y torturados en Chiapas en 2002.

Después de 16 años en prisión, sin recibir sentencia ambos lograron que el máximo tribunal electoral del país, ordenará al INE (antes IFE) realizar una serie de pruebas piloto para que en las elecciones de 2024, las personas en prisión preventiva pudieran elegir al nuevo ocupante de Palacio Nacional.

Las primeras pruebas se realizaron en cinco cárceles federales de Chiapas, Sonora, Guanajuato, Morelos y Michoacán en 2021. De las 920 personas que pudieron votar, lo hizo el 95%. Después se aplicaron en las elecciones locales de Hidalgo — primer estado en incorporar este derecho al voto en su legislación— donde votaron poco más de un centenar de personas.

Pero el gran reto llegó en 2023: los comicios a gobernadora del Estado de México. En esta entidad se encuentra el mayor número de población privada de libertad: 35 mil personas, de los cuales votaron más de 4 mil el 5 de junio sin reportarse incidentes. La larga ruta sirvió de preparación para que este 2024 el ejercicio democrático se lleve a cabo en todos los estados de la república, excepto en Yucatán y Veracruz donde sus gobiernos se opusieron.