Preocupa saturación de Laguna Nichupté

126
  • Los hoteleros advierten sobre la saturación que se está provocando en la zona de la Laguna Nichupté.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- El presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, Jesús Almaguer, expresó su preocupación por la saturación de la zona de la Laguna Nichupté y los potenciales daños que los nuevos proyectos podrían ocasionar a un destino turístico ya consolidado como Cancún, al provocar un colapso en los servicios públicos.

Almaguer manifestó su rechazo categórico al proyecto denominado “Península Cancún”, ubicado en la zona de Pok Ta Pok, cuya consulta pública realizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) recientemente concluyó para entrar a su fase de planeación y construcción.

Tanto públicamente como directamente en la delegación de la Semarnat en Quintana Roo, la Asociación de Hoteles ha manifestado su postura en espera de ser escuchada y atendida su demanda.

“El proyecto de Pok Ta Pok por supuesto que viene a romper el corazón de la Zona Hotelera, por decirlo de una manera elegante, y podrán alegar que va a haber el puente, pero eso no resuelve nada, sigue habiendo una sola vía de acceso en la cual te tienes que topar con Pok Ta Pok y el monstruo que pretenden hacer es ilegal y tenemos todas las bases legales para echarlo abajo”, advirtió.

En su opinión, no existen fundamentos sólidos que respalden la viabilidad de este proyecto, y apeló al compromiso social de las autoridades para rechazar su aprobación.

En caso de insistir en su construcción, aseguró que el empresariado local está preparado con los argumentos legales necesarios para impugnar el proyecto.

Entre las preocupaciones específicas sobre el proyecto de Pok Ta Pok, Almaguer citó que no se contemplan infraestructuras básicas como sistemas de drenaje o plantas de tratamiento, requisitos indispensables para la apertura de construcciones de esta índole.

Además, consideró que se abriría la puerta para una competencia desleal favorable a “Península Cancún”, fomentando el auge de alquileres vacacionales en perjuicio de la estabilidad habitacional de la comunidad local.

“Lo que nos preocupa es, primero, la insuficiencia y el colapso que van a provocar de servicios básicos a la zona turística más importante de Latinoamérica; y, segundo, la competencia desleal, el Airbnb y las rentas vacacionales que van a desplazar a los ciudadanos de su casa, van a encarecer las casas en el Centro, en las zonas habitacionales, van a causar molestias a las familia, se van a preocupar por la seguridad, porque no hay control y ya hemos visto que en unidades de Airbnb y de rentas vacacionales han sucedido tragedias en todo el mundo, incluido el estado”, argumentó.

Están en riesgo el cuidado y la preservación del destino, que es una responsabilidad compartida entre ciudadanos y los distintos niveles de gobierno, añadió Almaguer al tiempo de criticar el que las consultas realizadas por entidades como la Semarnat o los Programas de Desarrollo Urbano Municipal (PDU) no hayan involucrado adecuadamente a los principales afectados.

Es decir, no fueron consultados ni los residentes locales ni empresarios turísticos en la planificación de estos proyectos, omisiones que socavan la legitimidad de las decisiones tomadas por las autoridades, puntualizó Almaguer.