Le pasa factura salud mental a Britney Spears

94
Le pasa factura salud mental a Britney Spears
  • Los festejos por la liberación de Britney Spears de su tutela, a la que estuvo atada durante 13 años y controló su padre, James Spears, resuenan como ecos de una victoria que ahora se torna en una derrota.
JUAN CARLOS GARCÍA – JOSUÉ CANELA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Los festejos por la liberación de Britney Spears de su tutela, a la que estuvo atada durante 13 años y controló su padre, James Spears, resuenan como ecos de una victoria que ahora se torna en una derrota, pues los pocos allegados de la cantante aseguran que en lugar de mejorar su situación, ésta empeoró.

“Terminó todo ese asunto y ella actúa totalmente disfuncional”, indicó una fuente allegada a la intérprete a TMZ.

“Ella tenía mucha libertad bajo la tutela y las restricciones estaban ahí para protegerla. Ya no está protegida”, agregó.

Prueba de ello es que consideran que la estrella del pop actualmente se encuentra en una situación precaria, tanto a nivel de salud mental como económica. De hecho, su inestabilidad emocional sería la causante de llevarla al borde de la quiebra.

La “Princesa del Pop” ha estado gastando una fortuna en viajes, cada mes o dos, a la Polinesia Francesa, alojándose en un exclusivo resort y desembolsa cerca de un millón de dólares cada vez que va allí, entre jets privados, hospedaje y personal.

Otro de sus lugares favoritos a los que va todos los meses sola es a Hawái, donde se gasta unos 350 mil dólares.

La intérprete de “…Oops I Did it Again” ha pasado bastante tiempo en aislamiento y con constantes cambios de humor que son alarmantes y se ve “peligrosamente inestable” detallaron.

Britney, actualmente de 42 años, estuvo bajo tutela legal de su padre entre el 2008 y el 2021, con el argumento de que no era capaz de administrarse financiera y emocionalmente, y requería de supervisión.

Esto implicaba que la mayoría de las decisiones profesionales y financieras sobre su vida, las tomaba su progenitor, lo cual causó revuelo e indignación que sus seguidores crearon el movimiento #FreeBritney.

Aunque ella ha evidenciado enojo porque asegura que su familia la estafó y la maltrató, sin que se haya hecho justicia por esto, las pocas personas que aún siguen con la cantante afirman que “su libertad no le ha sentado bien”.

“Tenía 60 millones de dólares cuando la tutela legal concluyó y después de menos de tres años, tiene pocos activos y está cerca de la bancarrota”, indicó una persona cercana.

Luego de que Page Six informara que la cantante alistaba un álbum post tutela, la artista lo desmintió en su cuenta de Instagram y fue contundente: “Nunca regresaré a la industria musical”, escribió entonces.

Desde su “liberación”, Britney lanzó su libro de memorias “La Mujer que Soy” (“The Woman in Me”) que en su primera semana de lanzamiento en Estados Unidos vendió 1.1 millones de copias en todos sus formatos. Incluso se informó que ya alista otro, en el que abordaría su relación con Sam Asghari.

En música, intentó repetir el éxito que logró con la canción “Scream & Shout” con will.i.am y en julio del año pasado volvió a colaborar con el líder de Black Eyed Peas en “Mind Your Business”.

Antes, el mismo año de su victoria en los tribunales, interpretó “Hold Me Closer” con Elton John.