Cierran el periodo con gritos e insultos en el Congreso

63
Cierran el periodo con gritos e insultos en el Congreso
  • La intención de la sesión era otra, pero los diputados de Morena no se aguantaron las ganas de exaltar a Claudia Sheinbaum y criticar a Xóchitl Gálvez.
CLAUDIA SALAZAR / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La intención de la sesión era otra, pero los diputados de Morena no se aguantaron las ganas de exaltar a Claudia Sheinbaum y criticar a Xóchitl Gálvez.

Los del PAN no se dejaron y respondieron con gritos de “narcocandidata” y “narcopresidenta”, cuando la mayoría coreaba “Claudia Presidenta”.

En la Junta de Coordinación Política habían acordado cerrar la 65 Legislatura en un ambiente de reconciliación, tanto, que hasta Gerardo Fernández Noroña se comprometió a ser respetuoso.

Habría dos posicionamientos, uno sobre la paridad de género en la Legislatura y otro por el fin de ésta.

La petista Lilia Aguilar dio aviso de la defensa de Sheinbaum.

“Muchos ataques vendrán contra Claudia Sheinbaum, síntoma del machismo arraigado en un sistema, en un sistema masculino que a pesar de su fracaso no se quiere ir, pero se tendrá que ir.

“Atacarán su calidad de hija, atacarán su calidad de exesposa, atacarán inclusive con injurias, siendo el único narcopresidente de este país Felipe Calderón, pero nunca podrán poner en duda su capacidad, que es la mujer más preparada”, aseguró.

La vicecoordinadora del PRD, Elizabeth Pérez, dijo que Gálvez será presidenta y lo hará por las mujeres.

“Sobre todo lo hará por las y los olvidados de este sistema”, agregó.

Yeidcol Polevnsky, expresidenta de Morena, desconoció cualquier acuerdo previo sobre civilidad y centró sus baterías contra Gálvez.

“Yo no sé de dónde se les vino a ocurrir poner a una candidata que es capaz de todo: capaz de mentir en la forma más soez que se puede mentir”, dijo cuando en las filas del PAN empezaron a gritar “Xóchitl”.

Entonces Polevnsky siguió “respondiendo” a las intervenciones de Gálvez, en el debate del domingo pasado.

Para terminar, exigió a los panistas que respeten a Sheinbaum, porque va a ser su presidenta.

Los coordinadores parlamentarios dirigieron discursos de despedida con halagos mutuos y reconocimiento al diálogo en los tres años de Legislatura.

En tanto, tras sumar seis años como diputado en dos legislaturas, Gerardo Fernández Noroña se despidió y casi llora en el pleno. Ahora va para el Senado.

“Me despido no sin emoción, he vivido quizás, no, no he vivido quizás, no lo matizo, he vivido los mejores momentos de mi carrera política aquí, en este lugar, lo agradezco. Un abrazo”, dijo, tomando aire para no llorar.

Te puede interesar: Batean en INE a Cabeza de Vaca; no le devolverán registro