El niño que sería Vader

94
El niño que sería Vader

La trilogía original de Star Wars había ofrecido un final de redención para Darth Vader en 1983, con el Episodio VI. El Retorno del Jedi.

MAURICIO ÁNGEL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La trilogía original de Star Wars había ofrecido un final de redención para Darth Vader en 1983, con el Episodio VI. El Retorno del Jedi.

En aquella película, el personaje pasó de ser el gran villano de la saga a enfrentarse al Emperador Palpatine para salvar a Luke Skywalker y así ayudar a restaurar el equilibrio de la Fuerza, una imagen con la que se quedaron los fanáticos por 16 años… hasta que se les ofreció un nuevo comienzo.

George Lucas esperó a que la tecnología mejorara para poder llevar al cine las ideas que tenía para Star Wars: Episodio I. La Amenaza Fantasma (que el 21 de mayo cumbre 25 años), pero lo realmente importante para él era centrarse en Anakin Skywalker antes de caer al Lado Oscuro.

“La gente esperaba que el Episodio III, que es donde Anakin se convierte en Darth Vader, fuera el Episodio I, y luego esperaban que los Episodios II y III fueran Darth Vader cortando cabezas a la gente y aterrorizando al universo, pero, ¿cómo llegó a ser Darth Vader?

“Tienes que explorarlo en sus relaciones y ver dónde empezó. Era un niño dulce, servicial, la mayoría de la gente se imaginaba que debió haber sido un niño demonio, pero el punto es que él no nació de esa manera, se volvió así porque pensó que estaba haciendo lo correcto”, explicó Lucas a Wired en 2005.

El filme se ambientaba en una república galáctica llena de protestas, donde la orden Jedi debe movilizarse para que los conflictos no escalen.

Aquello lleva a Qui-Gon Jinn, a su discípulo Obi-Wan Kenobi y a la Reina Amidala al planeta Tatooine, donde se encuentran con el pequeño Anakin, esclavo en quien detectan una alta concentración de midiclorianos (que sirven para medir los designios de la Fuerza).

Varios de los personajes que protagonizan el Episodio I sólo se conocían por nombre o alusiones en la trilogía original, por lo que este largometraje tenía la misión de ampliar el panorama, algo que resalta el youtuber mexicano especialista en Star Wars, Enrique Aguilera, conocido como “La Sombra del Imperio”.

“La cinta nos da el contexto de personajes de muchísimo peso y al ver cómo actúan, sabías que sus acciones iban a acabar mal, como pasa con Palpatine, que era un político, o con los Jedi, que aparecen como una organización ortodoxa que no quiere cambiar.

“En Anakin vemos un niño idealista, que representa todas las cosas puras, y vemos que hasta estas se pueden llegar a corromper. Eso es una enseñanza de lo que orquestan los Sith”, señaló Aguilera en entrevista.

George Lucas sabía que las expectativas que los fans tenían de su cinta eran altas, pero ante medios siempre afirmó que no se dejó presionar por eso, ya que tenía clara cuál historia quería contar.

Si bien algunos criticaron varios elementos del largometraje, como toques infantiles, este reinicio fue definitivamente exitoso, ya que formó a nuevos fans que ni siquiera habían visto la trilogía original y se acercaron a la saga a través de este título.

“Supo conectar con nuevas generaciones. La trilogía original lo había hecho a finales de los 70 y principios de los 80 y lo volvió a repetir con las precuelas. Eso es un logro cultural muy grande”, dijo Aguilera.

VAPULEADA POR LA CRÍTICA

En taquilla Star Wars: Episodio I. La Amenaza Fantasma ha recaudado hasta ahora mil 27 millones de dólares, de acuerdo con Box Office Mojo, pero aunque tuvo el respaldo de la gente, la crítica no la respaldó.

Los diálogos fueron tachados como malos, del villano Darth Maul se dijo que era plano y sin motivaciones y el ritmo de la película molestó a muchos, pero los expertos saben que eso siempre ha perseguido a la franquicia.

“El hate es un ciclo constante en Star Wars, también le pasó a la trilogía original en su momento”, dijo Aguilera.

JEDI EN TRATAMIENTO

Jake Lloyd, quien dio vida a Anakin Skywalker en este proyecto, lleva cerca de un año en un centro de rehabilitación por sus problemas de salud mental, incluido su diagnóstico de esquizofrenia.

“Le está yendo mucho mejor de lo que esperaba, se está volviendo un poco más sociable. Es como recuperar más del viejo Jake”, contó su madre Lisa Lloyd, a Scripps News.

El hoy hombre de 35 años no se alejó de la actuación por las críticas del Episodio I, sino porque ya no parecía divertirse y sus padres estaban en proceso de divorcio.

PERSONAJES ODIADOS

Si bien Jar Jar Binks representaba una innovación en técnicas fílmicas y al propio George Lucas le parecía el más divertido, Ahmed Best, actor que lo interpretó, recibió incluso amenazas de muerte.

El personaje se rodeó no sólo de molestia por su personalidad, sino también de acusaciones de representar racismo.

Te puede interesar: Exploran Kardashians la clave del éxito