‘No han condenado el odio antisemita’

121
'No han condenado el odio antisemita'
  • Sophie Shafran tiene claro su objetivo: combatir lo que dice es propaganda de Hamas en el campus de la Universidad de Indiana.
SANTIAGO AGUILERA IBARRA / AGENCIA REFORMA

INDIANAPOLIS, ESTADOS UNIDOS.- Sophie Shafran tiene claro su objetivo: combatir lo que dice es propaganda de Hamas en el campus de la Universidad de Indiana (IU, por sus siglas en inglés) ante la poca determinación de las autoridades universitarias al respecto.

“Acabamos de tener una manifestación contra la propaganda de Hamas en nuestro campus, no es una contraprotesta, no estamos tratando de causar ninguna división con las otras protestas en el campus, sólo queríamos venir aquí y mostrarle a la gente que Hamas es un grupo terrorista y que su propaganda no tiene ningún lugar en nuestro campus”, explicó la estudiante a Grupo REFORMA al finalizar una protesta de la comunidad judía frente al principal auditorio de la universidad.

“Sabemos y entendemos lo que (Hamas) dice en sus estatutos de que quieren que todos los judíos mueran, les creemos, tomamos su palabra y no vamos a permitir que (su propaganda) entre en el campus y haga que los estudiantes se sientan tan asustados como los estudiantes en Israel. Simplemente estamos tratando de hacer nuestra parte para difundir esa palabra en el campus”.

En medio de la guerra de Israel en la Franja de Gaza tras los ataques terroristas de Hamas del 7 de octubre estalló la polémica en Estados Unidos de si las universidades han permitido o no han condenado lo suficiente el discurso de odio antisemita. La polémica ha sido tal que varias presidentas y presidentes de las máximas casas de estudio del país han sido llamadas a comparecer ante el Congreso y algunas han renunciado al cargo o han sido despedidas en medio de la tensión.

Hoy en la Universidad de Indiana, como en muchas otras, hay dos movimientos, el que condena la guerra en Gaza y el que condena lo que consideran es un apoyo a Hamas y el discurso de odio contra los judíos.

“No creo necesariamente que la universidad por sí sola lo esté perpetuando, pero sí creo que no están condenando y dejando claro qué es lo que traspasa la línea entre hechos y propaganda y qué traspasa la línea entre libertad de expresión y un discurso de odio antisemita”, expuso Shafran.

“Porque no han tomado decisiones claras al respecto, ha sido muy difícil responsabilizar a los estudiantes que están promoviendo a Hamas, un grupo terrorista, como si fuera una especie de resistencia pacífica o una especie de resistencia justificada. Si bien yo apoyo los derechos de los palestinos y realmente de verdad espero que haya paz en el Medio Oriente la forma de hacer eso no es a través de Hamas”.

En la manifestación de la comunidad judía participaron estudiantes y profesores. Mientras hablaban algunos oradores, una mujer que pasó por el lugar gritó “Free Palestine” (‘Liberen a Palestina’), a lo que algunos manifestantes le respondieron “ProHamas”.

La tensión es clara, y si bien los grupos no han caído en una confrontación a golpes, alrededor de la manifestación de la comunidad judía hay policías y patrullas.

“Pienso que están aquí sólo para monitorear la situación. Informamos a la universidad que íbamos a estar haciendo esto a esta hora, por lo que asumo que están aquí sólo para asegurarse de que todo esté bien”, respondió Shafran al ser cuestionada sobre la presencia policial.

La estudiante de Ciencia Política y Estudios Judíos quiere dejar claro que no ha sido víctima de alguna agresión por parte de los manifestantes propalestinos, pero reconoce que no se siente tan segura como antes.

“Ya no camino tanto sola como antes, constantemente estoy viendo hacia atrás por encima del hombro. Si bien no he sido víctima de ningún tipo de violencia, se trata de un miedo que yo tengo porque veo en todo el país cómo las tensiones aumentan. He visto estudiantes judíos siendo golpeados y eso es realmente aterrador. En Yale, hay un estudiante al que le enterraron una bandera palestina en el ojo. Definitivamente estoy consciente de mi entorno”, compartió.

“En el pasado me han llamado ‘cerda’, se han referido a mí con nombres repugnantes, y ha sido muy lamentable, pero no he sido afectada específicamente por las protestas que están teniendo lugar ahora”.

Shafran recuerda que anteriormente han habido problemas entre ella y estudiantes que le han llamado “sionista pagada”, lo cual considera extremadamente antisemita por el hecho de inferir que su activismo se basa en la codicia y el dinero.

“Cuando yo realmente he sido afectada por esto. Soy la nieta de un sobreviviente del Holocausto, y él me ha expresado la importancia de Israel porque él fue obligado a esconderse en el bosque por años y ningún país lo quería aceptar”, explicó.

“Ha sido realmente perturbador para mí ver y ser llamada una ‘sionista pagada’. Han habido líderes estudiantiles que han publicado en sus redes sociales que todos los sionistas son nazis”.

Pero a a pesar de esto y el incremento de tensión en el campus, dijo Shafran, las autoridades universitarias “no han hecho pronunciamientos respecto al discurso de odio”.

“Como dije, son realmente indecisos. Por un segundo se siente como que nos están apoyando, y luego se siente que están permitiendo que este discurso de odio crezca y sea aceptado por nuestra comunidad”, señaló.

“Realmente no siento mucho apoyo en lo que estoy enfrentando. De arriba hacia abajo siento que tienen pronunciamientos muy indecisos, y está la sensación de que simplemente están dejando que las cosas pasen y de que desaparezca, pero yo no creo que este tema vaya a desaparecer pronto en nuestro campus, necesitamos encontrar la manera de volver a unir a los estudiantes, y eso no va a pasar si deseamos el odio del uno hacia el otro”.

Te puede interesar: ‘Desnuda’ Stormy Daniels a Donald Trump