Está de luto el Son Jarocho

132
  • El músico Andrés Vega Delfín, reconocido como un patriarca del Son Jarocho, falleció ayer a los 93 años de edad.
STAFF / AGENCIA REFORMA

XALAPA, VERACRUZ.- El músico Andrés Vega Delfín, reconocido como un patriarca del Son Jarocho e integrante imprescindible de la agrupación Mono Blanco, falleció ayer a los 93 años de edad.

El deceso fue dado a conocer por la Secretaría de Cultura del Estado de Veracruz a través de la red social X.

“Lamentamos el sensible fallecimiento de Andrés Vega Delfín, versador, músico sonero y requintista, miembro fundador del Grupo Mono Blanco”, informó la dependencia.

Ante este fallecimiento, músicos y personajes de la cultura tradicional veracruzana se sumaron al luto. El Centro de Documentación del Son Jarocho y Los Cojolites también expresaron su pesar, exaltando el legado sonoro de Vega Delfín.

“Don Andrés fue una suerte de embajador: pilar fundamental no solamente del son jarocho, sino de nuestra cultura veracruzana. Nuestro reconocimiento a su trabajo musical”, expresaron.

“Con su requinto afinado y una gran facilidad para la improvisación, nuestro país pierde a uno de los grandes representantes de la música popular”, expresó el INBAL en sus redes sociales.

Mientras, la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) lo despidió también: “Adiós, Andrés Vega Delfín, músico virtuoso que llevó el son jarocho a grandes alturas en México y el mundo”.

Participó en la fundación en 1977, por iniciativa de Juan Pascoe y los hermanos Gilberto Gutiérrez Silva y José Ángel Gutiérrez Vázquez, de Mono Blanco, que se enfocó en rescatar la tradición del Son en la región del sotavento en Veracruz.

A finales de los años 70 Gutiérrez Vázquez salió del grupo y Vega Delfín, también conocido como “el Güero”, nacido en Boca de la Sierra, en el Municipio de Saltabarranca, el 24 de marzo de 1931, se incorporó a sus filas. Con esta nueva alineación, grabaron en 1980 su primer disco: Sones jarochos con Arcadio Hidalgo y el Grupo Mono Blanco.

A partir de entonces la agrupación fue clave en la revitalización del Son y en el impulso para la formación de músicos, bailadores, talleres, registros fotográficos y memorias.

Cuando el “guitarrero de Mono Blanco” cumplió 90 años para festejarlo, Pascoe, también impresor y fundador del Taller Martín Pescador, pidió a 13 amigos jarochos y literarios una décima. El poeta oaxaqueño Mauro Domínguez Medina, por ejemplo, le escribió en homenaje: “Andrés Vega cuando canta / alborota el sentimiento, / y la voz del instrumento / le sale por la garganta. / Tocando; el Patriarca planta / más de una generación: / tangueo, improvisación / contrapuntos, cuando explora / toda su herencia sonora / en la guitarra del son”.

Vega Delfín fue reconocido en 2012 con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el rubro de Artes y Tradiciones Populares.

En su honor, el Gobierno de Veracruz creó la Medalla Andrés Vega Delfín, que celebra al son jarocho y es entregada anualmente en la fiesta de La Candelaria en Tlacotalpan.

Te puede interesar: Marcharán madres de personas desaparecidas el 10 de mayo en Xalapa