Lamentan políticas reactivas en contingencias

159
Lamentan políticas reactivas en contingencias
  • La contingencia ambiental más larga en lo que va del año se levantó a las 17:00 horas de ayer.
INTI VARGAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La contingencia ambiental más larga en lo que va del año se levantó a las 17:00 horas de ayer, luego de que una mayor circulación de viento impidió que los niveles de ozono se dispararan.

Para Sergio Andrade-Ochoa, coordinador de la organización Estrategia Misión Cero, lo ocurrido entre el lunes y ayer demuestra que la Capital se centra en políticas reactivas, que sólo entran en vigor una vez que se activa alguna fase de restricciones por alta polución, en lugar de apostar por protocolos para evitar la producción de más contaminantes del aire.

Las políticas actuales, agregó, no han sido actualizadas desde los últimos 20 años, lo que las hace insuficientes. Sobre todo, cuando el 85 por ciento de la inversión pública se destina a infraestructura vehicular, como distribuidores viales o mejoras en el asfalto.

“En la Capital la contingencia ambiental en la Fase 1 se activa cuando los contaminantes superan los 155 partes por billón en el aire”, comparó.

“Pero la Organización Mundial de la Salud ya establece que desde las 100 partes por billón hay afectaciones graves en la salud, por lo que si hiciéramos caso a las normas internacionales, prácticamente viviríamos en contingencia ambiental todo el primer semestre de cada año”.

Aseguró que esta discordancia con parámetros internacionales no se han ajustado ante al costo político que representa limitar la movilidad, a la falta de estructuras y políticas de transporte sostenible y el nulo acercamiento con la iniciativa privada para impulsar estrategias para mitigar la contaminación.

“Una de las políticas esenciales para empezar a bajar los contaminantes es aminorar los viajes en transporte privado” afirmó.

La temporada de ozono es entre febrero y junio, cuando las condiciones climáticas favorecen la acumulación de este contaminante. La Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) estimaba que habría máximo ocho contingencias en este periodo, sin embargo, con la de ayer suman ya siete, además de una por partículas suspendidas el primer día del año.

¿Y TULA?

La Fase 1 de una contingencia incluye, además de un endurecimiento del Hoy no Circula, la petición a la Central Termoeléctrica de Tula, Hidalgo, para que reduzca 30 por ciento el uso de combustóleo, pues las emisiones que ahí se producen llegan al Valle de México arrastradas por el viento.

Sobre la que terminó ayer, aún no hay reporte de qué tanto atendió el llamado.

En la que se decretó entre el 9 y el 10 de mayo, sin embargo, la Comisión Federal de Electricidad reportó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), que cumplió con la disminución requerida.