Enfrenta la CDMX alto riesgo hídrico

120
Enfrenta la CDMX alto riesgo hídrico
  • La excesiva explotación del acuífero con la perforación de nuevos pozos es una razón por las que el Atlas de Estrés Hídrico de la WRI clasificó a la CDMX en el rango de Riesgo Alto en el manejo del agua.
IVÁN SOSA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La excesiva explotación del acuífero con la perforación de nuevos pozos es una razón por las que el Atlas de Estrés Hídrico de la organización World Resources Institute (WRI) clasificó a la Ciudad de México en el rango de Riesgo Alto en el manejo del agua.

Para compensar los recortes del Cutzamala, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) habilitan por lo menos 28 nuevos pozos, expuso el experto del WRI, Pablo Lazo.

“Casi 70 por ciento del suministro viene de los pozos y esta crisis ha hecho que se perforen nuevos pozos, que extraen más agua del acuífero a mayor profundidad, lo cual contrae riesgos importantes”, indicó Lazo.

Durante cuatro años, la falta de lluvias y la sequía han reducido las aportaciones del Cutzamala a la Ciudad, que en sus mejores tiempos representó hasta 30 por ciento del suministro.

“Si extraemos más agua y no llueve lo suficiente para recargar el acuífero, vamos a enfrentar una crisis más grave con esta fuente”, subrayó el director de Desarrollo Urbano de WRI.

Según el Atlas de Estrés Hídrico, la mayor parte de las ciudades de América del Norte y Europa registra una gestión del agua con riesgos bajos, en tanto que las tres cuartas partes de México y la capital del País muestran un Riesgo Alto.

Sin un plan de acción en el mediano plazo, la CDMX escalará al rango de Riesgo Extremadamente Alto, que ya registran algunas ciudades en África y Asia, apuntó Lazo.

“No es posible abrir nuevos pozos, pero lo que se está haciendo es rehabilitarlos para paliar el déficit del Cutzamala y eso es delicado”, comentó.

La puesta en funcionamiento de ductos extractivos en el Valle de México se ha realizado sin dar a conocer los estudios de disponibilidad de agua en el acuífero, ni de las consecuencias por el déficit que presenta, como los hundimientos y fracturas del suelo.

 “Debería haber un periodo para que operen y, en el momento en que se recupere el Cutzamala, ver qué función tendrían esos pozos, si se pondrían en pausa. Hay cierta opacidad en las estrategias que las autoridades plantean para paliar la falta de agua en estos momentos”, puntualizó.

La Ciudad se ha visto afectada por los fenómenos climáticos de El Niño y La Niña, con escasez de lluvias en los cuatro años recientes, pero también con una gestión local inadecuada, explicó.

“Hay un elevado consumo de agua que se registra desde hace dos décadas y sigue aumentando, además de la falta de infraestructura necesaria para incrementar el reuso de agua tratada”, concluyó Lazo.

Te puede interesar: Ligan con sicarios de CJNG a policías en el Edomex