México ha perdido 12 peces de agua dulce.- WWF

579
peces

  • Aparte de todas las especies extintas, advierten que casi un tercio de los peces de agua dulce se encuentran en peligro de extinción.
TONATIÚH RUBÍN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- México es el tercer país del mundo con más especies extintas de peces de agua dulce, reporta un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

A nivel mundial, 80 de estos animales están en la categoría de “Extinto” en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Estados Unidos es el país que más ha perdido peces de agua dulce, pues en su territorio se han extinto 19 especies. Sigue Filipinas con 15 especies extintas y después México, con 12, de acuerdo con el reporte “Peces olvidados en el mundo”, que se basa en datos de la Lista Roja.

El cachorrito de Charco Azul (Cyprinodon inmemoriam), el plateadito del Refugio (Atherinella callida), la carpa de Parras (Stypodon signifer) y la carpita de Durango (Notropis aulidion) son algunos de los peces considerados extintos por la UICN.

Aparte de las especies extintas, el documento advierte que casi un tercio de los peces de agua dulce están en peligro de extinción.

Stuart Orr, líder global de Agua Dulce de WWF, comparó la extinción de los peces de agua dulce con los canarios que se utilizaban en las minas de carbón para advertir a los mineros sobre la presencia de gases tóxicos que podían causarles la muerte.

“En ninguna parte la crisis mundial de la naturaleza es más grave que en nuestros ríos, lagos y humedales. El indicador más claro del daño que estamos haciendo es la rápida disminución de las poblaciones de peces de agua dulce”, indicó en un comunicado.

Los ecosistemas de agua dulce y los peces que viven en ellos son amenazados por la destrucción de sus hábitats, las presas hidroeléctricas, la sobre extracción de agua para riego y la contaminación agrícola, industrial y urbana.

Además, se enfrentan a la sobrepesca y prácticas pesqueras destructivas, la expansión de especies invasoras, el cambio climático, la extracción insostenible de arena y los delitos contra la vida silvestre.

Si bien las amenazas son amplias, el informe señala que 2021 es un año que ofrece esperanza para estos animales si se asegura un ambicioso Marco Mundial de Biodiversidad Post 2020 durante la COP15 del Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés), que se llevará a cabo en mayo en China.

“Asegurar un nuevo acuerdo para los ecosistemas de agua dulce del mundo devolverá la vida a nuestros ríos, lagos y humedales en mal estado. También permitirá recuperar especies de peces de agua dulce que están en peligro”, aseguró Orr.

Según el reporte, la pesca de agua dulce es la principal fuente de proteína para 200 millones de personas. También provee empleo y medios de subsistencia para 60 millones de personas.

Además, dos grandes industrias se nutren de los peces de agua dulce: la pesca recreativa, que genera más de 100 mil millones de dólares al año; y la de las mascotas, puesto que los peces de acuario son los animales de compañía más populares e impulsan un comercio valorado en hasta 30 mil millones de dólares.

“Los peces de agua dulce son importantes para la salud de las personas y para los ecosistemas acuáticos de los que dependen todas las personas y la vida en la Tierra. Es hora de que recordemos esto”, resaltó Orr.

El informe fue publicado por WWF y otras 15 organizaciones ambientalistas, entre ellas Conservación Internacional, The Nature Conservancy, la UICN y la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, por sus siglas en inglés).

Te puede interesar: El invierno y sus mejores postales