Muerte de tortugas pone a México en la mira

283
tortugas

  • 351 tortugas fueron encontrados muertas en el Golfo de Ulloa, en Baja California Sur, durante el primer semestre del año pasado.
TONATIÚH RUBÍN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- México tendrá que responder ante Canadá y Estados Unidos por la muerte de más de mil tortugas en peligro de extinción durante los últimos años en Baja California Sur.

A finales del año pasado, el Centro para la Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés) y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) denunciaron que el País incumple la legislación ambiental en materia de protección y conservación de la tortuga caguama.

Las organizaciones dieron a conocer que 351 de estos reptiles fueron encontrados muertos en el Golfo de Ulloa, en BCS, durante el primer semestre del año pasado.

Por lo tanto, solicitaron a la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) que prepare un expediente de hechos sobre la falta de aplicación de la legislación ambiental por parte del Gobierno mexicano.

La CCA, un organismo que promueve la colaboración entre Canadá, Estados Unidos y México, aceptó la petición y ahora el País tendrá que presentar una respuesta para explicar el alto número de muertes de tortugas caguama.

“Es un gran paso para responsabilizar al Gobierno mexicano por no proteger a las tortugas caguama. Bajo el nuevo acuerdo comercial trilateral (el T-MEC), los funcionarios mexicanos tienen la obligación legal de explicar por qué no han actuado para detener las muertes”.

Alejandro OliveraRepresentante en México del CBD

¿Qué ocurre con las tortugas en BCS?

El Golfo de Ulloa, ubicado en Baja California Sur, es un sitio de crianza y alimentación para las tortugas caguama (Caretta caretta). Ahí permanecen sus primeros 30 años de vida, hasta que alcanzan la edad de reproducción y parten a las playas de Japón para anidar.

Sin embargo, también es el sitio con mayor incidencia de mortalidad en todo el mundo para estos animales.

Las tortugas caen presas de las redes agalleras o de enmalle que son desplegadas en la zona donde se alimentan. Si se enredan en ellas, mueren ahogadas.

Una red de este tipo consiste en una pared de malla que atrapa a los peces en la región de sus agallas (de ahí el nombre). También son conocidas como “redes fantasma” porque es común que sean abandonadas en el mar, donde continúan matando tiburones, cetáceos y tortugas marinas.

Aunque existen otros factores que pueden explicar la muerte de tortugas marinas, como accidentes con embarcaciones, ingestión de contaminantes tóxicos y la presencia de depredadores, un estudio de 2017 reveló que la principal causa de muerte de estos reptiles en el Golfo de Ulloa es la pesca incidental.

La tortuga caguama es una especie considerada “En Peligro de Extinción”, según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

¿Cuántas tortugas han muerto?

En el Golfo de Ulloa han fallecido 789 ejemplares de tortuga caguama del 2017 al 2019, según datos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Durante los primeros seis meses del 2020, se registraron otros 351 individuos muertos.

Si se permite que los instrumentos de pesca continúen la matanza de cientos de estos reptiles al año, México se enfrenta ante una posibilidad real de extinción de la especie, advierte Olivera.

¿Por qué acusan a México?

En 2016, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) creó un refugio pesquero para las tortugas marinas, donde está prohibido usar redes que afecten a estas especies durante sus temporadas de mayor concentración.

Se estableció un límite permisible de tortugas muertas al año, que es de 90 ejemplares. En caso de alcanzarse esta cifra, es necesario suspender la pesca comercial con redes agalleras por el resto del año.

A pesar de las restricciones, la muerte de estos animales continúa: tanto en 2019 como en 2020, se superaron los 300 individuos muertos al año.

Las organizaciones ambientalistas también argumentaron que el País incumple el Artículo 24.19 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), mediante el cual se comprometió a promover la conservación a largo plazo de las tortugas marinas, tiburones, aves marinas y mamíferos marinos.

¿Qué sigue para México?

Como parte del proceso ante la CCA, en abril México deberá emitir una respuesta oficial sobre el tema, que será discutido por autoridades ambientales de alto nivel de los tres países.

Si la comisión determina que el País no cumplió con sus obligaciones para conservar y proteger a la tortuga caguama, Estados Unidos podría solicitar que aplique la legislación ambiental en el marco del T-MEC.

“Es innegable que la falta de aplicación de la legislación ambiental del Gobierno mexicano está generando la alta mortandad de la tortuga caguama en las aguas del Pacífico Norte. Es necesario que las autoridades mexicanas respondan sobre su inactividad ante los llamados históricos que se han hecho para la aplicación de la ley a favor de especies protegidas”. Mario Sánchez, Representante del Cemda en el Noroeste.

Te puede interesar: Los colibríes corren peligro por comederos caseros