Se va Romero Deschamps, pero deja camarilla

413
Se va Romero Deschamps, pero deja camarilla
  • Tras la separación de Romero del cargo, el 16 de octubre de 2019, el pleno del sindicato aceptó la renuncia mediante un dictamen del Consejo General de Vigilancia.
BENITO JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Carlos Romero Deschamps, ex líder del sindicato petrolero, tiene un frente de aliados en el cuerpo de gobierno del gremio que le sigue rindiendo cuentas.

Él mismo los avaló y los “amarró” en sus cargos hasta 2024, cuando termina la gestión de Andrés Manuel López Obrador.

Fuentes del propio sindicato afirmaron a REFORMA que los dirigentes internos informan a Romero Deschamps sobre las decisiones y convenios que lleva al cabo el gremio con Pemex.

El principal alfil del ex secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (Stprm) es el diputado federal Manuel Limón, secretario del Interior, Actas y Acuerdos, quien quedó al frente de la agrupación de manera interina tras la renuncia de Romero.

Y aunque el puesto que dejó Romero está vacante, es un cargo que difícilmente será ocupado por “un externo”, pues es el mismo cuerpo de gobierno del sindicato el que organiza la elección.

Limón Hernández ha sido un leal a Romero Deschamps desde varias trincheras, y ha operado con su ex jefe diversos convenios con Pemex.

En la cúpula sindical también están Raúl Ramírez Rangel como secretario del Trabajo y Luis Ricardo Aldana Prieto, quien funge como secretario Tesorero.

Aldana también fue parte del llamado “Pemexgate”, que se refiere a la triangulación de recursos de Pemex a campañas políticas, a través del sindicato.

Sin embargo, tras años de litigio y acusaciones archivadas, ningún acusado fue encontrado responsable, en parte, gracias a jugadas políticas.

Además, Aldana fue señalado de operar -desde cuentas manejadas por él- recursos millonarios provenientes de Pemex para presuntamente enfrentar la pugna legal en Texas con Arriba Limited.

Esa empresa demandó en 1986 al Sindicato por incumplimiento de un contrato para venderle combustible.

Como parte del litigio, Arriba logró que un juez congelara 40 millones de dólares que el gremio tiene en una cuenta de Estados Unidos, para así intentar cobrarse el adeudo.

Ese dinero, que provenía de Pemex, había sido depositado por Aldana en noviembre de 2000 en Nueva York y era fruto de un convenio laboral en el que el Stprm exigió una partida millonaria para enfrentar el litigio con Arriba, se indicó en las indagatorias.

Tras la separación de Romero del cargo, el 16 de octubre de 2019, el pleno del sindicato aceptó la renuncia mediante un dictamen del Consejo General de Vigilancia, y en el manejo del sindicato quedó su ex tesorero y mano derecha, Manuel Limón.

Pero, además, las autoridades avalaron cambios a los estatutos para que el nuevo dirigente y los funcionarios del Sindicato llegaran al final de sus periodos, es decir, hasta 2024.

Esto hace inamovible el cuerpo de gobierno que integró Romero Deschamps.

Te puede interesar: Aprietan a Romero Deschamps… y renuncia