Ni borgista ni felixista: Gabriel Mendicuti

1363
Ni borgista ni felixista: Gabriel Mendicuti
  • Mendicuti Loría explica que la libertad es lo primordial para cualquier ser humano y que su lealtad siempre ha sido para Quintana Roo.
elecciones
ELMER ANCONA / PRIMERA DE DOS

CANCÚN, Q. ROO.- “Yo no soy borgista ni felixista, el hecho de haber trabajado para los ex gobernadores priistas Roberto Borge Angulo y Félix González Canto no me hace de ellos. Eso sí, yo nunca niego a mis amigos”, advierte Gabriel Mendicuti Loría.

El empresario playense quiere competir de nuevo por Solidaridad (Playa del Carmen), uno de los municipios más rentables a nivel nacional, sólo que ahora por un nuevo partido: Fuerza por México.

Tiene una amplia trayectoria en el campo de la política y de gobierno; fue presidente municipal de Solidaridad de 2002 a 2005 y ocupó diversas secretarías en el gobierno del estado en dos administraciones.

Sabe exactamente lo que arriesga al competir este 2021 contra dos mujeres, Laura Beristain Navarrete y Roxana Lili Campos Miranda, ambas respaldadas por dos poderosas coaliciones políticas.

A usted lo vinculan con Borge y con Félix, muy cuestionados…

“Trabajé para los dos gobernadores y nunca negué la amistad de Félix ni la de Roberto; por supuesto que no niego mi amistad con ellos, pero yo llegué a servir a Quintana Roo y no por haber trabajado para ellos soy borgista o felixista”.

Entonces, no es borgista…

“Ni borgista ni felixista; reitero, trabajé para ellos como miles de personas y creo que es un gran error etiquetar a la gente con ex gobernadores.

“Muchas personas llevan 25 o 30 años en gabinetes y no por eso son borgistas, felixistas, hendrixistas o joaquinistas. No ¡Pobres de ellos! Que hayas trabajado para alguien es una cosa y ser de ellos es otra. No hay que caer en ese error”.

Mendicuti Loría explica que la libertad es lo primordial para cualquier ser humano y que su lealtad siempre ha sido para Quintana Roo.

“Por supuesto, también para la gente, para los gobiernos o administraciones para las cuales he trabajado. Nadie me puede hablar de traiciones porque mi lealtad, a toda prueba, ha sido con el estado, con la gente”.

El candidato de Fuerza por México afirma que se ha distinguido por servir a su municipio; incluso, su lema de campaña fue ‘Solidaridad para Todos’, no sólo para los triunfadores.

Usted siempre ha sido priista…

“Yo siempre he sido empresario y hasta el momento sigo fabricando bloques, pero en aquellos tiempos (2002-2005) entro a la política como candidato externo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y empiezo a ver que no hay ninguna diferencia entre la administración pública y la privada.

“Yo no me pinté de ningún color, en el momento que ganamos se acabaron los colores.

“Por mi trabajo, por mis resultados me invitan a participar en dos gabinetes, pero siempre con mi visión de servir a Quintana Roo. Nunca perdí esa visión de servicio”.

A Gabriel Mendicuti se le cuestiona ser postulado por Fuerza por México, un partido que genera dudas sobre su doctrina y pensamiento político.

A nivel nacional se dicen “simpatizantes” de la Cuarta Transformación y “seguidores” de Andrés Manuel López Obrador, pero “lejos de Morena”.

¿Cómo explica eso a los votantes?

“Efectivamente, se habla de que Fuerza por México es un ‘partido satélite’ pero nada qué ver. Afinidad con la Cuarta Transformación sí la hay ¡Por supuesto que la hay! Hay una Cuarta Transformación que se está llevando al cabo”.

Dice que en el caso de Fuerza por México les permite ser un partido de jóvenes y mujeres y que en Playa del Carmen, por excelencia, 70 u 80 por ciento de las mujeres trabaja, son parte de la fuerza laboral y del motor económico. Un “mercado” que debe ser atendido.

“Insisto, no es un partido satélite, es un partido propio, con vida propia, con luz propia. Esta es su primera elección y busca su propio camino”.

Sin embargo, no niega que apoyarían todo lo que beneficie a la gente, sin excepción, incluyendo los postulados de López Obrador.

Y los escándalos…

A Gabriel Mendicuti se le recuerda que en su vida política y empresarial ha tenido diferentes carpetas de investigación, carpetas judiciales en las que se señalan denuncias por desvío de recursos, desempeño irregular de la función pública y por vinculación a contratos irregulares.

Recientemente se le abrió una carpeta de investigación por el delito de despojo y daños ambientales por un predio llamado “El Pitayo”.

¿Le hará ruido a su campaña?

“En mi vida he tenido una sola carpeta de investigación, injusta e ilegal. Nada más una. La otra carpeta judicial es la de mi hijo que se llama igual que yo.

“Pero mira, fui absuelto, un juez determinó que no hubo delito, se archivó y se dio libertad absoluta. Entonces, estoy tranquilo”.

¿Tiene la conciencia tranquila?

Al cien por ciento.

¿Duerme bien?

“Completamente. Muy bien. Duermo seis horas desde que era niño, cuando salía del pueblo (Mocochá, Yucatán) a las 5:30 de la mañana para irme a estudiar a Mérida.

“Desde aquella época aprendí a levantarme a las 4:30 de la mañana, te acostumbras a dormir 6 o 7 horas. Ahora, afortunadamente, duermo muy bien”.

A Mendicuti Loría no lo invita a participar directamente Gerardo Islas Maldonado, el líder nacional de Fuerza por México, sino un grupo de empresarios quintanarroenses que lo motivan a contender por la alcaldía de Solidaridad, “con quienes platicamos y soñamos”.

“Bueno, llegó el momento en que conozco al señor Pedro Haces Barba (senador del Movimiento de Regeneración Nacional) quien me manda un mensaje y me dice que me va a recibir Gerardo Islas en una reunión.

“A Gerardo le hablé e inmediatamente me dio cita; platicamos hora y media, conoce mi trayectoria y me dice ¡adelante! y me invita a participar. Me da el sí”.

¿No tenían más cartas?

“Sí, por supuesto, me dijeron que tenían en lista a cuatro mujeres y cuatro varones, ocho personas en total, pero revisaron mi currículum en una mesa y se fueron por mi trayectoria”.

A Gabriel Mendicuti se le hace ver que en general, el grueso de la ciudadanía, el pueblo, no ve con buenos ojos que los empresarios participen en política ni que sean gobernantes.

El grueso de la población considera que los empresarios velan primordialmente por sus propios intereses y no por los de los votantes.

¿Aplica esto en su caso?

“La mayoría de los políticos no son empresarios; hoy hay más ‘empresarios’ que salieron de la política, que iniciaron siendo políticos, que hicieron su fortuna siendo políticos. Pocos son los empresarios que entraron a la política y se enriquecieron ahí.

“Si lo analizas fríamente, la mayoría de los políticos han fallado porque nunca se pusieron en los zapatos de la gente ¡Jamás! Y al no hacerlo velaron por sus propios intereses y no por los de la ciudadanía”.

Te puede interesar: Temen escape de Florian Tudor