Por el amor a Solidaridad, Mendicuti busca Presidencia Municipal

1533
Por el amor a Solidaridad, Mendicuti busca Presidencia Municipal
  • Gabriel Mendicuti Loría busca hacer de Playa del Carmen algo muy diferente de lo que es ahora, pretende recuperar lo perdido y mucho más.
elecciones
ELMER ANCONA / SEGUNDA PARTE

CANCÚN, Q. ROO.- “Le tengo mucho amor a este municipio, es un amor muy parecido al que le tengo a mis hijos; fue en Playa del Carmen donde descubrí lo que es ser un servidor público, lo que un político debe ser para entregarse a la gente. Me puse en sus zapatos para entenderla mejor”.

Así responde Gabriel Mendicuti Loría, candidato de Fuerza por México, cuando se le pregunta por qué volver a participar en política y querer conquistar de nuevo el Palacio Municipal de Solidaridad.

“Eso me motiva y lo hago con todo gusto, dejo todo para entregarme a ello; eso es lo que realmente me mueve para estar de nuevo en estas lides electorales”.

El empresario, de 64 años de edad, anuncia que será su última contienda para luego pensar en el retiro. “Ya no me cuezo al primer hervor”.

Su intención es hacer de Playa del Carmen algo muy diferente de lo que es ahora. Pretende recuperar lo perdido y mucho más.

Recuerda que en 2002-2005 fue prácticamente su primera participación en política, además de no haber militado en partidos. Es hasta cuando, en aquellos viejos tiempos, el PRI lo invita a incursionar en la administración pública para ser alcalde.

SU PASO EN EL GOBIERNO

Para Mendicuti Loría la administración pública no dista mucho de la administración privada.

“Los principios son exactamente los mismos: control, planeación, administración, recursos materiales y humanos; al final lo que buscas es que la empresa tenga una utilidad”.

Aclara que si una empresa no genera utilidad no hay ganancias, no hay recursos para pagar sueldos ni impuestos y, por supuesto, la empresa desaparece. El objetivo de cualquier empresa es generar utilidades.

“El servicio público es exactamente lo mismo, tienes planeación, ejecución y control; recursos materiales, humanos y financieros. Al final buscas una utilidad.

“Pero la utilidad en el servicio público es simple y complicada a la vez: es el bienestar y la satisfacción de la gente. A mayor bienestar y mayor satisfacción, más rentabilidad tienes como gobierno”.

El candidato de Fuerza por México explica que cuando habla de “rentabilidad” no se refiere al dinero, sino a una “rentabilidad social” de amplio beneficio para la gente que se gobierna.

“Es un error hablar de un destino turístico de éxito sin rentabilidad social porque, ¿qué es el éxito si la gente no vive bien? Yo diría que un municipio tiene rentabilidad social cuando los recursos alcanzan para todos, cuando toda la gente vive bien.

Cuanto se tiene utilidad hay mayor empleo, se atienden los temas de salud y de seguridad; es cuando la satisfacción y el bienestar de la gente tiene buenos niveles de atención.

“No hay invasiones, no hay crimen, hay suficiente seguridad, hay alumbrado, hay calles sin baches. A eso me refiero”.

Solidaridad es muy complicado en términos de seguridad… Mendicuti Loría refiere que, de entrada, habría que ver a partir de cuándo comenzó la descomposición social en Solidaridad. “La gente, desafortunadamente, a veces se olvida de esos aspectos”.

Recuerda que cuando inició su administración en 2002 había una colonia Colosio con invasiones, totalmente insegura, con crímenes. Todo eso encontró cuando llega a la Presidencia Municipal.

“Una colonia que no tenía energía eléctrica, calles, agua ni drenaje, con gente viviendo en casas de cartón, con niños que carecían de agua hasta para bañarse, No era nada digno. Todo generaba inseguridad.

“Por supuesto que a mayor pobreza mayor inseguridad; por eso durante mi administración comenzamos a construir campos de futbol, bibliotecas, clínicas y estaciones de Policía. Se acabó el mal de tajo”.

El ex alcalde de Solidaridad asegura que la gente que vive bien, con las condiciones humanas suficientes, que sale a trabajar a diario y se mete a la bolsa 35 o 40 mil pesos al mes no tiene necesidad de delinquir.

“Estoy convencido de que podemos recuperar eso que ahora se ve perdido, existen las condiciones y capacidad necesarias para lograrlo. Tenemos experiencia en eso”.

– ¿No ve en Laura Beristain un serio obstáculo para ganar?

“Te puedo decir que, como ciudadano, uno de los más de 300 mil que hay en el municipio, todos queremos un cambio diferente, un Playa del Carmen más seguro, con más servicios públicos, con más empleo y salud”.

Gabriel Mendicuti llama a la participación social y política porque —asegura— hay mucha gente que agarra la queja como deporte: no hay agua, no hay empleo, no hay luz… y están en lo cierto, pero hacen muy poco para terminar con todo eso. “Hay que participar”.

“Yo soy uno más en esta fiesta cívica que se avecina y vamos a participar; creo que podemos miles de personas, y yo, podemos hacer la diferencia y lograr el cambio en Solidaridad”.

– Hay dos mujeres con fuertes alianzas de respaldo…

“Este no es un asunto de género, sino de capacidades y de necesidades, con gente que pueda resolver tanto problema. Este es un tema ciudadano: contra la voluntad de la gente poco se puede hacer. La gente quiere algo muy diferente”.

Y volvemos nuevamente a uno de los puntos: ¿Quién puede resolverlo? ¿Quién tiene la capacidad para lograrlo?

Por lo menos 70 por ciento de las mujeres que vive en Playa del Carmen trabaja y es parte del ingreso familiar; 35 por ciento es cabeza de familia, son mujeres viudas o divorciadas.

“Ese sí es un asunto de género con el que hay que contribuir”.

Gabriel Mendicuti plantea que lo único que va a hacer con su trabajo electoral es disfrutar lo que se avecina.

“Lo más importante ya lo hice. Cuando me pregunta la gente por qué debe estar conmigo respondo algo muy simple: imagínate, si te van a operar del corazón a quién eliges, al doctor que operó a cien y salvó a 95, al que operó a cien y dejó morir a 95 o al que nunca ha operado a nadie.

“No está difícil. Nosotros ya estuvimos, cumplimos y cumplimos bien”.

– No es lo mismo Mendicuti que 20 años después…

“Mira, afortunadamente, como beisbolista, me dieron la oportunidad de jugar y cumplí con más de lo que se esperaba; le cumplí al cien por ciento a la gente; los que me conocen desde esa época saben que cumplí. Y los que no estaban saben también mis resultados”.

Asegura que hoy tiene una ventaja aún mayor porque en esa época se estaba conociendo y experimentando como político, “y aun así logré lo que logré”; pero ahora este Mendicuti tiene 19 años más de experiencia y de visión.

“Si hubo errores en la administración pasada, en esta habría cero error; eso es lo que traigo y lo que hoy ofrezco a la ciudadanía: experiencia. La buena noticia es que vengo con 19 años más de conocimiento”.

– ¿Cuáles serían sus principales ejes de gobierno?

“Mira, los ciudadanos quieren salir al súper y regresar, quieren salir a trabajar a la una o dos de la mañana —como muchos meseros y bar tender— y llegar bien a su casa, sin que los asalten, con el dinero que ganaron honradamente.

“Los ciudadanos quieren tener una ciudad digna para ellos, con luz, calles buenas, empleo”.

El candidato de Fuerza por México plantea que la pandemia golpeó a todos, pero que la gente ya tiene que irse acostumbrando a vivir en la nueva normalidad.

“No podemos decir que estamos en pandemia y no poder servir ni atender a la gente. Hay mil formas de hacerlo”.

Se le recuerda que en Solidaridad hay una sociedad poco participativa en política por su mismo origen, por ser gente que llega de todas partes, que vive pensando únicamente en el trabajo y no en la política.

“Yo creo que Solidaridad vivió una especie de ‘burbuja’: todo iba tan bien que poco importaba quién estaba al frente del gobierno; había empleo y buenos salarios, pero hoy la gente vive una realidad diferente”.

El empresario de origen yucateco afirma que Solidaridad está predestinado a tener el prestigio que tuvo, de ser el municipio más rentable de Quintana Roo y de México.

“Te reitero, este no es un tema económico dino de rentabilidad social, para que la

gente tenga salud, empleo y seguridad”.

Le molesta que las más recientes autoridades hayan cambiado el rumbo de Playa del Carmen, porque hoy Solidaridad debiera estar situado en el mejor del mundo, turísticamente hablando.

“Pero por supuesto que Solidaridad será una potencia mundial, con una rentabilidad altísima, con bienestar para toda la gente; mucha gente cuando habla de Solidaridad piensa en playas, restaurantes y hoteles, pero Solidaridad es gente con múltiples necesidades. Nada más”.

– ¿Por qué seguir buscando el respaldo de los partidos?

La respuesta es contundente: Fuerza por México es un partido nuevo, con estatutos atractivos, con una convocatoria a jóvenes y mujeres. Eso lo atrapa.

“Yo soy beisbolista de hueso colorado y muchos de mis planteamientos los veo como un partido de beisbol: es estrategia pura, es uno de los deportes que puede tener más de 3 mil 500 jugadas. Esa es la forma en la que estamos manejando hoy Fuerza por México”.

En un partido de beisbol, explica, la mayoría de los jugadores es de 30 años para abajo, traen toda la fuerza, toda la enjundia; el mánager selecciona a los mejores, los deja jugar, los deja disfrutar el partido.

“Ese es Gabriel Mendicuti, un jugador con muchísima experiencia; las oportunidades que yo tuve al llegar a Playa del Carmen ellos no las tienen ahora, por eso hay que hacerlos partícipes y darles todo lo bueno que nosotros tuvimos. Hay que darles un buen partido”.

Te puede interesar: Ni borgista ni felixista: Gabriel Mendicuti