Derrama Isabel Allende lágrimas de amor

565
Derrama Isabel Allende lágrimas de amor
  • “La Vida Íntima de la Escritora Isabel Allende”, narra la construcción intelectual de la autora del best seller “La Casa de los Espíritus” en medio de una época feliz.
HUGO LAZCANO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-Sonriente y hasta emocionada, Isabel Allende afirma que la serie sobre su vida, Isabel, que se estrena hoy por Amazon Prime Video, la conmovió hasta las lágrimas.

Mujer de letras que ha vendido más de 65 millones de ejemplares en el mundo, feminista, pero ante todo una persona entregada a su familia, la intelectual chilena aprueba todo lo que se verá en esta trama estelarizada por la actriz Daniela Ramírez.

“Desde el punto de vista emocional fue muy fuerte, porque la serie empieza con mi hija que cae en coma y termina con la muerte de Paula y, entre medio, son 50 años de mi vida comprimidos en un resumen de tres episodios.

“Ahí sale lo más luminoso de mi vida, pero también lo más trágico, entonces las emociones son muy fuertes”, expresa.

La producción, cuyo subtítulo es “La Vida Íntima de la Escritora Isabel Allende”, narra la construcción intelectual de la autora del best seller “La Casa de los Espíritus” en medio de una época feliz del personaje central que se trastoca con el Golpe de Estado en Chile en 1973, en el que su tío, el Presidente Salvador Allende, falleció.

“Me conmovió, sobre todo la parte de mi infancia, ver al actor Rodolfo Pulgar, que representa a mi abuelo. Y que ahí es igual a él y habla como él. ver mi tiempo de periodista en la revista Paula, que fue la época más linda, más feliz de mi vida.

“Ver el terror del golpe militar, la frustración de mis primeros años en Venezuela… Revivir todo eso fue emocionante. Al final, terminé llorando a mares, por supuesto”, cuenta Allende en videocharla desde su casa en California.

Como una buena telenovela de época, Isabel se centra en puntuales aspectos en los que la escritora defendió con convicción sus credos personales desafiando una dictadura que, finalmente, la obligó a dejar Chile.

Por ejemplo, cuando ayuda a chilenos que desean salir del país. Notable una secuencia en la que ella y su esposo Miguel (Néstor Cantillana) desesperan porque sus hijos no llegan del colegio y hasta la noche los recibe ella al pie de su casa, sanos y salvos, luego de que dos desconocidos en un auto le advierten que mejor se quede quieta.

“Eso tiene de maravilloso el cine y la televisión, que te presentan muchas facetas que en la literatura o en una memoria no caben o no tienen la misma resonancia.

“Además, son muy buenos actores y hubo una dirección muy cuidadosa. La dirección de arte revisó cientos de fotografías, de entrevistas, de videos que facilitó mi oficina. Copiaron los vestidos exactos, los peinados, las casas, cada época está marcada sutilmente y muy bien”, precisa la escritora.

Y si algo elogia la autora del también éxito editorial “De Amor y de Sombras” en esta suerte de memoria audiovisual es el uso de los colores para matizar emociones.

  “Hay una cosa curiosa que, a lo mejor no se nota entre el espectador común, pero que es muy emocionante: la paleta de colores. Hay un color para cada emoción y para cada escena de la serie.

“Eso lo noté la segunda vez que la ví, porque la he visto dos veces, pero al principio uno percibe muy bien la emoción sin saber por qué, pero también te la está dando el color. Muy interesante”.

Como lo ha hecho en otros trabajos literarios suyos que han sido traducidos al mundo de la imagen (“La Casa de los Espíritus”, “Inés del Alma Mía”), Allende sólo colaboró con el equipo de realización, pero no interfirió en nada.

“Traté de facilitar las cosas, lo que me pidieran. Yo y mi oficina estuvimos disponibles, pero no intervine para nada, ni en los guiones ni en la producción. ¡en nada! Ellos hicieron lo que querían hacer.

“Se han hecho muchas cosas con mis libros y yo nunca estoy mirando por encima del hombro al creador o la creadora para dirigir nada, porque ellos saben lo que hacen mucho mejor que yo. Yo lo único que sé es escribir. Nada más”, puntualiza.

Se atrevió a hacer una petición muy concreta, comparte.

“Lo único que les pedí, fueron dos cosas: que tuvieran mucho cuidado con las personas que tienen vidas privadas. Porque pueden decir lo que quieran de mí, mi vida es pública. Y fueron muy respetuosos con eso.

“Y la segunda cosa fue que no hubiera escenas sexuales en las que apareciera yo, porque (risas) eso me habría dado un tremendo bochorno. Especialmente las escenas con el amante argentino. dije: ‘¡Dios mío. yo no quiero ver eso!'”.

Te puede interesar: Combatirá Batman crimen en CDMX