Transcurrió en calma consulta en Cancún

243
Transcurrió en calma consulta en Cancún
  • Con tranquilidad y sin filas los ciudadanos que participaron en la consulta popular, hecho que algunos calificaron como histórico.
IGNACIO CALVA Y OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- A diferencia de la jornada electoral del pasado 6 de junio, donde la ciudadanía hizo filas desde temprano para emitir su voto y en algunos casos se presentaron aglomeraciones, ayer en la consulta popular todo transcurrió en calma.

Las mesas receptoras de votos se instalaron sin mayores contratiempos en Cancún, y los ciudadanos que decidieron participar en este ejercicio democrático lo hicieron sin la necesidad de formarse.

Durante un recorrido realizado por Luces del Siglo en diversas casillas en el municipio de Benito Juárez, se notó calma en estos lugares, no como aquel 6 de junio cuando el electorado externó desde temprana hora su inconformidad por el retraso en la apertura de las urnas, falta de personal, entre otras cuestiones.

En el espacio público del kilómetro 0 de la Zona Hotelera de Cancún, los funcionarios de casilla comenzaron su operación a las 08:00 horas como estaba programado, y algunas personas se acercaban, pero para preguntar sobre la ubicación del resto de las mesas receptoras o verificar si ahí podían votar.

Sin embargo, media hora después arribaron las dos primeras personas para participar en este ejercicio en el que la ciudadanía debía responder “Sí” o “No” a la extensa pregunta: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Y hubo quienes culparon al Instituto Nacional Electoral (INE) de no haber hecho una buena promoción de la consulta para que la gente saliera a votar.

“Muy mal organizado —este ejercicio— por el INE, porque son 08:30 (de la mañana) y apenas acabo de depositar el primer voto, por supuesto que esto es consecuencia de la mala difusión que hizo el INE, por supuesto, no hay gente”, aseguró una mujer, quien prefirió omitir su nombre y que fue la primera en votar en la casilla de la zona hotelera.

Expuso que la organización por parte de los funcionarios de casilla fue la adecuada, pero insistió en lamentar el papel del órgano electoral, porque a su juicio no hizo una convocatoria adecuada para la participación de la gente en la consulta, la cual calificó como histórica, ya que por vez primera se les da la oportunidad a los ciudadanos de tomar parte en una decisión.

En tanto, otra participante que emitió su voto en la casilla localizada en el exterior del Instituto La Salle, sobre la Avenida Yaxchilán, consideró importante participar en esta consulta “porque estamos tratando de que se haga un poquito de justicia con todo lo que han hecho las administraciones pasadas”.

Algunas de las casillas visitadas, como las instaladas en la escuela Naciones Unidas, Jardín de Niños Mundo Maya y la escuela Agustín Melgar, no se declararon abiertas hasta después de las 08:30, cuando comenzaron a recibirse los votos de los ciudadanos, y en las cuales se dispuso de material para llevar a cabo un proceso con las medidas sanitarias necesarias, como gel antibacterial, toallitas desinfectantes y aerosol desinfectante para los módulos de votación.

“Esta consulta es para que la gente ya pueda empezar a tomar un poco más de poder ante los tres poderes de gobierno, para que puedan expresar su opinión”, expresó Antonio Cárdenas, presidente de casilla.

“La ubicación de la casilla es una bien conocida en la colonia y es como si fuera uno a votar para escoger gobernador, presidente municipal, diputación”, señaló

En la casilla de Agustín Melgar, ubicada sobre la calle Coral tuvieron que enfrentarse a la falta de funcionarios de casilla. De los 9 que deberían haber estado presentes, sólo 5 estuvieron en tiempo para comenzar la consulta.

“Me pareció excelente en un momento dado que tengamos la oportunidad de expresarnos. Sí cuando llegué como que vi un poco desolado, sí me da tristeza que a lo mejor no toda la gente vaya a querer ser parte de este cambio que estamos dando, pero la verdad es que me sentí bien de poder dar mi voto”, expreso Irene Aguilar sobre la participación en su casilla.

Funcionarios del INE llevaron a cabo también la labor de orientar a los ciudadanos hacia sus casillas correspondientes cuando llegaban a la equivocada, una de las dudas más constantes ya que el recorte en el número de mesas significaba volver a buscar el lugar correspondiente, lo que no todos tenía claro donde podían consultarlo.

Al respecto, Alfredo Rivas, uno de los asistentes, expresó que no hubo mucha promoción en cuanto a que se tenía que buscar la casilla. Él fue a donde había votado en las elecciones del 6 de junio, pero el lugar estaba cerrado cerrada, por lo que tuvo que entrar a buscarlo desde su navegador para saber dónde le tocaba.

Edgar Martínez, uno de los jóvenes que acudió a la consulta, consideró que la organización fue adecuada y espera que haya más ejercicios democráticos como éste.

“Veo bien este ejercicio, es bueno tomar decisiones conforme lo que la sociedad pide, pero también se requiere que la sociedad ejerza su voto. Me gustarían ejercicios sobre la prevalencia de áreas verdes o la creación de áreas recreativas de uso múltiple”, manifestó.

Te puede interesar:En riesgo de caer en semáforo rojo