Aceleran científicos análisis de Ómicron

246
Aceleran científicos análisis de Ómicron
  • Científicos de todo el mundo se encuentran en una carrera urgente para evaluar la amenaza real que representa Ómicron.
STAFF / AGENCIA REFORMA

WASHINGTON, EU.- Al tiempo que la nueva variante del coronavirus ha levantado el pánico entre la gente y ha hecho temblar a los mercados, científicos de todo el mundo se encuentran en una carrera urgente para evaluar la amenaza real que representa Ómicron. Mientras tanto, piden paciencia y esperar los resultados.

Los investigadores están trabajando en los laboratorios para saber qué tan fuerte es el virus frente a las vacunas actuales, a la par de que monitorean cómo se está comportando en la vida real, una labor que requiere tiempo.

Un día después de que el 24 de noviembre fuera notificado el primer caso de la nueva variante en Sudáfrica, un equipo de investigadores de la Universidad de Texas comenzó a diseñar una réplica del virus para probarla contra los anticuerpos generados por las vacunas.

Sin embargo, necesitarán unas dos semanas para terminar de construirla, otros días más para corroborar su exactitud y una semana más para finalmente probarla.

“Creo que hay mucha reacción exagerada y tenemos que guardar la calma”, sostuvo al diario The Washington Post el microbiólogo Pei-Yong Shi, quien coordina el equipo, y quien ya ha estudiado las variantes previas.

“No hay resultados todavía, estas son solo las mutaciones. ¿Qué significa eso? Tenemos que ver”.

Hasta el sábado, la nueva variante se había propagado en más de 40 países de las seis regiones que monitorea la Organización Mundial de la Salud (OMS). En América Latina, Chile se unió a México y Brasil en la lista de países con Ómicron.

La cifra de estados en Estados Unidos que notificaron casos se duplicó en un día de seis a 12, aunque ninguno de los contagios había resultado en una enfermedad grave, hospitalización o muerte.

Las principales farmacéuticas, incluidas Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, ya están trabajando para modificar sus vacunas en caso de ser necesario.

En lugar de realizar ensayos a gran escala que requieren de mucho tiempo, los científicos ahora pueden probar sus vacunas con muestras de sangre tomadas de los participantes de sus estudios previos.

“Podemos girar la llave relativamente rápido y comenzar a producir la vacuna actualizada”, dijo al Post Kathrin Jansen, científica de Pfizer.

Algunos países, mientras tanto, continuaron reforzando sus fronteras para evitar la propagación de Ómicron.

Reino Unido endureció aún más sus restricciones de viaje al ordenar a todas las personas con intención de viajar a su país que se hagan la prueba del Covid-19 antes de abordar su vuelo, y Cuba exigió esquema de vacunación completo, una prueba PCR negativa y una cuarentena obligatoria a viajeros procedentes de Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Namibia, Malawi y Suatili.

Te puede interesar: Alistan pacto para prevenir más pandemias