Inyectan a Pemex otros 3,500 mdd

217
Inyectan a Pemex otros 3,500 mdd
  • La operación anunciada consiste en una recompra de bonos de Pemex y un manejo de pasivos enfocado en la parte corta y media de la curva de rendimientos de la empresa a partir de 2024.
AZUCENA VÁSQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno federal hará una aportación patrimonial a Pemex de 3 mil 500 millones de dólares para una recompra de bonos que le permita reducir el monto de su deuda externa, informó ayer la Secretaría de Hacienda.

Este nuevo monto equivale a 74 mil millones de pesos, la mitad del presupuesto asignado a la Secretaría de Salud en 2021 y se suma a una larga lista de apoyos que el gobierno ha dado a la petrolera para tratar de mejorar su situación financiera.

Considerando esta nueva aportación, los apoyos entregados en lo que va del actual sexenio superan los 30 mil millones de dólares entre capitalizaciones, reducciones tributarias y pagos de deuda.

A estos apoyos se suma la deuda contratada este año por 12 mil 540 millones de pesos.

La operación anunciada ayer consiste en una recompra de bonos de Pemex y un manejo de pasivos enfocado en la parte corta y media de la curva de rendimientos de la empresa a partir de 2024.

La dependencia aclaró que no se consideran vencimientos a 2022 y 2023, mismos que se pagarán con aportaciones gubernamentales.

Hacienda planteó que en la segunda mitad de esta administración se intensificará la coordinación entre la dependencia y Pemex para mejorar su posición financiera.

Para ello, se reformulará el plan de negocios, se implementarán mecanismos para permitir al sector público coinvertir en proyectos de exploración y producción, mejorar la estructura de la deuda y realizar cambios en la estructura corporativa de la empresa.

Sin embargo, para que las transferencias millonarias del gobierno logren aliviar la situación financiera de Pemex es necesario cambiar de fondo la operación, pues apoyos sin un esquema riguroso de transformación podrían traducirse en daños al erario público, consideró Óscar Ocampo, coordinador de energía del IMCO.

“Es insostenible que el Estado mexicano continúe haciendo estas erogaciones indefinidamente porque las finanzas públicas no te dan para ello cuando son sólo para mantener una empresa que en sí misma no ha podido reformarse cuando se podrían estar utilizando esos recursos para otras necesidades del país”, consideró.

Al tercer trimestre del año, la deuda de Pemex asciende a 113 mil millones de dólares, lo que la convierte en la petrolera más apalancada del mundo.

Tonatiuh Vásquez, coordinador de Transición Energética y Finanzas Públicas del CIEP, aseguró que desde un punto de vista contable esta aportación afecta las finanzas públicas porque los ingresos de Pemex son considerados públicos.

“Las transferencias no son nuevas, pero éstas por sí solas no han logrado que Pemex sea una empresa rentable, entonces sigue perdiendo dinero y estas capitalizaciones se evaporan rápidamente”, expuso.

Te puede interesar: Reconocen a gasolineros por no robar