Rebaño violento

276
Rebaño violento
  • La molestia ante los pobres resultados del Guadalajara desató el caos en el lugar donde el equipo descansó previo a su visita hoy a Cruz Azul, en la Ciudad de México.
FÉLIX ZAPATA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Si las barras visitantes no pueden entrar a los estadios de la Liga MX, sus integrantes ya llevaron la violencia a la calle, como ocurrió anoche, en el hotel de concentración de Chivas, en la Ciudad de México.

La molestia ante los pobres resultados del Guadalajara desató el caos en el lugar donde el equipo descansó previo a su visita hoy a Cruz Azul.

Integrantes de los grupos de animación Capitalinos: La Irreverente y Legión 1908, insultaron, aventaron latas de cerveza e intentaron ingresar al hotel, rompiendo una de las puertas de cristal del lugar, justo cuando algunos de los jugadores salieron a saludar y firmar autógrafos.

Esto ocurrió tras 2 horas y 15 minutos de cánticos, de espera, entre 500 seguidores que se dieron cita en este hotel al sur de la Capital.

A las 21:15 horas, algunos jugadores de Chivas salieron para regalar autógrafos a su afición, pero los ánimos se calentaron con elementos como Antonio “Pollo” Briseño y Ángel Zaldívar.

“Pongan huevos, ya déjense de mamadas”, gritaron hacia los jugadores, antes de que con gritos corrían a Zaldívar del club.

Entonces volaron las latas de cerveza, una de de las cuales pasó muy cerca de Ángel.

La seguridad del club apenas metió al “Pollo” al hotel cuando varios aficionados se abalanzaron sobre el acceso, derribando antes las vallas que los contenían y rompiendo una de las puertas.

Muchas familias se alejaron, mientras los barristas desgarraban la garganta gritando: “¡Que se vayan todos, que no quede, uno solo!”.

Cerca de las 22:00 horas, los aficionados fueron conminados a abandonar el lugar, ya resguardado por la Policía Capitalina.

Te puede interesar: Cederá Liga MX a seleccionados antes de tiempo