Dejan en impunidad violencia obstétrica

630
Dejan en impunidad violencia obstétrica
  • Logran justicia sólo 21% de denuncias por este tipo violencia, suman en 5 años 710 quejas en CNDH y se han emitido 47 recomendaciones.
IRIS VELÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Personal de salud, sobre todo del sector público del país, ha vulnerado a mujeres con violencia física o psicológica durante el embarazo, parto y puerperio, y sólo el 21 por ciento de las quejas por estas agresiones ha alcanzado la justicia, según un informe de las organizaciones GIRE e Impunidad Cero.

Las mujeres han soportado insultos, discriminación, gritos, cesáreas o esterilizaciones sin consentimiento en un ambiente de impunidad, agrega el reporte.

La violencia obstétrica también considera tratos crueles, degradantes o abuso de medicación, conductas que menoscaban la capacidad de las mujeres de decidir de manera libre e informada sobre sus procesos reproductivos.

Anita murió en Puebla por no ser atendida. “Aún falta tiempo, vuelvan más tarde”, fueron las palabras de médicos en el Hospital Comunitario de Hueuetla.

Aunque el 2 de agosto de 2018 empezó a sentir contracciones, fue admitida hasta el día siguiente.

El 3 de agosto, la doctora notificó a sus familiares que había fallecido. Que “no había puesto de su voluntad” y que habían decidido no sacar al bebé porque se dieron cuenta que Anita no lo quería.

En mayo de 2019, familiares interpusieron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y ésta aún sigue en trámite.

A Liliana, también en Puebla, entre malos tratos, le perforaron la vejiga y el útero. Presentó malestares postparto y un médico del IMSS consideró que sólo se trataba de una infección urinaria. Desde 2013 ha recurrido a varias instancias en búsqueda de justicia que no ha llegado.

De acuerdo con el informe “Justicia olvidada. Violencia e impunidad en la salud reproductiva”, de enero de 2015 a diciembre de 2020, la CNDH reportó 710 quejas y 47 recomendaciones por casos de violencia obstétrica, de las cuales sólo 21.3 por ciento se encuentran cumplidas totalmente.

El informe indicó que el tiempo promedio desde la fecha de presentación de la queja hasta la emisión de la recomendación para los casos de violencia obstétrica en las comisiones locales de derechos humanos fue de 606 días, aunque hay quejas que tardaron más de mil días en ser concluidas.

En tanto, a nivel federal, el promedio de tiempo para su resolución, con la emisión de una recomendación, fue de 665 días.

Agrega que al menos una tercera parte de las mujeres que parió, sufrió maltrato por parte del personal de salud y que en los últimos diez años, Oaxaca, Guerrero, Nayarit y Chiapas ocuparon los primeros lugares en muerte materna.

Te puede interesar: Registran cada hora 2 casos de violación