Convocan en Chile a plebiscito para votar nueva Constitución

251
Convocan en Chile a plebiscito para votar nueva Constitución
  • Chile inicia el tramo final de su proceso constitucional en medio de un clima de miedo e incertidumbre explotado por defensores y detractores.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

SANTIAGO DE CHILE.- La Convención Constitucional de Chile entregó el lunes la versión definitiva de la nueva Carta Magna, la cual será sometida a un plebiscito para definir si se aprueba o no el próximo 4 de septiembre.

Tras un año de trabajo, la Convención Constitucional de Chile terminó la nueva versión de la Carta Magna y la llevó ante el presidente Gabriel Boric.

El mandatario chileno recibió la nueva Constitución que pretende sustituir la heredada por el dictador Augusto Pinochet, en una ceremonia tras la cual fue disuelta la Convención de 154 miembros que redactó el texto.

Boric firmó inmediatamente un decreto que convoca a un plebiscito de voto obligatorio, que definirá si la Constitución es aprobada o no, el 4 de septiembre, publicó la agencia AFP.

“Será nuevamente el pueblo quien tendrá la última palabra sobre su destino. Hoy comenzamos una nueva etapa, se trata de leer, estudiar y debatir la propuesta constitucional”, dijo Boric tras recibir el texto.

“Tengo el deber de garantizar que cada uno de los ciudadanos podrá tomar una decisión libre y plenamente informada el 4 de septiembre”.

La jornada empezó con una ceremonia mapuche en el cerro Santa Lucía del centro de Santiago, que luego acompañaron con bombos y trajes típicos a algunos de los 17 convencionales de pueblos originarios que participaron este año en la redacción de una propuesta de nueva Constitución.

Chile inicia así el tramo final de su proceso constitucional en medio de un clima de miedo e incertidumbre explotado por defensores y detractores que ahora, con la versión final del texto en la calle, tendrán que reenfocar el debate de cara al plebiscito del 4 de septiembre.

“Independientemente del resultado del plebiscito, Chile ya cambió”, dijo antes del inicio de la ceremonia el vicepresidente de la Convención Constitucional, Gaspar Domínguez.

Gran parte de los convencionales de derecha —que fueron minoría— calificaron el proceso constitucional de “fracaso” y “oportunidad perdida”, y harán campaña por el rechazo a cambiar la Constitución de 1980, escrita por un puñado de hombres a puerta cerrada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Te puede interesar: Proponen en Chile impuesto a la riqueza