Empoderada Karol G al máximo en el Estadio Azteca

396
Empoderada Karol G al máximo en el Estadio Azteca
  • Karol G debutó en el Estadio Azteca, lleno con 80 mil personas, según OCESA, al brindar el primero de tres conciertos.
JUAN CARLOS GARCÍA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Carolina se hizo amiga del Señor Caracol, de Sofía, La Banana, de Tiago el Tigre y de Osito, y en su historia como sirena vivió feliz hasta que alguien le rompió el corazón y congelada quedó.

Así empezó, a las 21:15 horas, la fantasía audiovisual de Karol G en su debut en el Estadio Azteca, lleno con 80 mil personas, según OCESA, al brindar el primero de tres conciertos del Mañana Será Bonito Tour 2024, pues el arte gráfico del disco homónimo dio paso a toda la narrativa del show.

“Esto no podría ser posible sin ustedes. Yo puedo decir que me siento como en casa, me siento feliz, llena de vida por estar aquí con ustedes”, expresó anoche la estrella, quien este Día de San Valentín cumplirá 33.

Ella se popularizó como la “Bichota” en tiempos de la pandemia, una canción que la expone como verdadera jefa, la mandamás del clan, la que da órdenes y que, si nadie le responde, ejecuta.

Como ese nombre viene del slang urbano “big shot”, que se refiere al “gran jefe” o “superpistola”, demostró que es una referencia que le sigue quedando a la medida.

Agradeció a todo su fandom que le rindiera pleitesía y se sumergiera en su universo, el de una mujer dominante, empoderada, insumisa, deseada, sensible.

La colombiana iluminó y pintó de rosa el panorama con su reguetón, con su sonrisa inconfundible y con su manera de cantar, tan colorida. Se puso una camisa con la Bandera de México y bailó en una silla. Desplegó una pasarela gigante hasta la mitad de la cancha. Contó con una plataforma cúbica que subió y bajó en el escenario, rodeada por sus 18 bailarines.

Carolina Giraldo Navarro, su nombre real, nacida en Medellín, recreó al máximo el universo gráfico que el mexicano Humberto Cruz diseñó para la portada de su más reciente disco: perreo, estrellas, arcoíris, lunas y muchos elementos kitsch mezclados.

Reciente ganadora del Grammy a la Mejor Música Urbana, Karol invitó a “urbanear”, como se expresan sus fans, con “El Barco”, “X Si Volvemos” y “Amargura”.

Sin embargo, no hubo respuesta tan enérgica y estruendosa como la que propició con “Tusa” y “Bichota”. Deleitó igualmente con “Qlona”, “Mi Ex Tenía Razón” y “Créeme”.

Previamente, y también a la mitad del espectáculo, previsto para durar casi tres horas y con más de 35 temas, hubo promocionales de la fundación de Karol, Con Cora, que promueve la inclusión y el empoderamiento femenino laboral de personas con distintas capacidades. Sus “besties”, como se llaman entre ellos sus fans, hicieron señal de corazón con las manos en esos instantes.

TODO ES COLOR DE ROSA

Teñidos de rosa lucían los alrededores del Estadio Azteca por la tarde, gracias a las fans de “La Bichota Mayor”, Karol G.

Sombreros, zapatos, botas, pulseras, playeras, sudaderas, gorras, chamarras, pines y hasta tangas y bolsas eran algunos de los artículos no oficiales a la venta, alusivos al tour de la colombiana, Mañana Será Bonito.

Pero el mayor despliegue provino del fandom de la intérprete, con adolescentes y jóvenes que eligieron todo tipo de indumentaria rosa para hacer juego con la temática.

Algunas cabelleras estaban pintadas de ese color, pero tampoco faltaron pelucas rosas y azules como parte del folclor gestado por la cantante de “Tusa”.

Para completar el ambiente, qué mejor, para el precopeo, que refrescarse con cervezas, licuachelas y azulitos.

Te puede interesar: Apuesta Disney a secuelas de películas icónicas