Impulsan Ley contra usurpación de identidad: hasta 8 años de prisión

138
  • La iniciativa busca proteger a la población, especialmente a menores y adultos mayores, de un delito en crecimiento en la era digital.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la creciente ola de delitos de usurpación de identidad, el diputado Miguel Ángel Pérez Navarrete, representante de Morena, presentó una iniciativa legislativa que propone penas de uno a ocho años de prisión y multas sustanciales para los infractores.

La medida, que busca incorporar el artículo 430 al Código Penal Federal, se presenta en un momento crucial, dado el alarmante aumento de casos de usurpación de identidad en México, actualmente clasificado como el octavo país a nivel mundial por este tipo de delitos.

La propuesta detalla que se considerará delito de usurpación de identidad cualquier apropiación, transferencia, uso o disposición de datos personales sin el consentimiento del titular, haciendo uso de cualquier medio, incluidas las nuevas tecnologías digitales.

Este delito también incluye obtener beneficios o lucro indebido para sí mismo o para terceros, causando daño moral o patrimonial a las víctimas.

Un aspecto destacable de la iniciativa es el incremento de la penalidad hasta en una mitad cuando las víctimas sean personas mayores de 60 años, niños, niñas, o adolescentes, o cuando el delincuente utilice similitudes físicas o de voz para cometer el delito.

De igual manera, se endurecen las sanciones para servidores públicos que abusen de su acceso a información sensible y para aquellos con conocimientos especializados en informática que utilicen sus habilidades para perpetrar estos crímenes.

El diputado Pérez Navarrete subrayó la urgencia de esta legislación, señalando la falta de una estrategia coordinada a nivel federal como una limitante significativa en la lucha contra este delito.

Datos del Banco de México revelan que un porcentaje considerable de los casos de usurpación de identidad se deben a la pérdida o robo de documentos personales y bancarios, lo que subraya la necesidad de una acción legislativa contundente.

La preocupación por la usurpación de identidad no se limita a los adultos; los menores de edad también enfrentan riesgos significativos en la era digital.

La información personal de niños y adolescentes es particularmente atractiva para los ciberdelincuentes, dada la ausencia de historiales crediticios negativos.

Este panorama resalta la importancia de la propuesta legislativa para proteger a todos los sectores de la población.

La iniciativa ya ha sido enviada a la Comisión de Justicia para su dictamen, marcando un paso adelante en la creación de un marco legal robusto que aborde de manera efectiva la usurpación de identidad. Con el respaldo de datos y estudios, así como la voz de las víctimas y expertos en ciberseguridad, esta legislación se perfila como un elemento crucial en la protección de la integridad personal y financiera de los mexicanos en un mundo cada vez más digitalizado.

Te puede interesar: Analiza INE multas por precampañas