Placas permanentes, una reforma en pro del bolsillo de mexicanos

209
  • Se busca reformar la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial para que las placas de vehículos particulares sean expedidas por única vez.
STAFF/ LUCES DEL SIGLO

CIUDAD DE MÉXICO. – En un giro significativo hacia la justicia fiscal y la equidad ciudadana, la diputada Elizabeth Pérez Valdez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), ha presentado una propuesta que promete aliviar la carga económica de millones de mexicanos.

Bajo su iniciativa, se busca reformar la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial para que las placas de vehículos particulares sean expedidas por única vez, estableciendo su vigencia de manera permanente.

Además de simplificar el proceso burocrático, este cambio eliminaría el oneroso impuesto de reemplacamiento, un gasto recurrente que ha mermado los bolsillos de la población.

La propuesta de Pérez Valdez introduce modificaciones específicas, como el artículo 51 Bis y la fracción XXII Bis al artículo 67 de la mencionada ley, garantizando que los vehículos, desde bicimotos hasta automóviles para personas con discapacidad, obtengan placas de circulación permanentes.

Esta medida tiene como fin primordial abolir el reemplacamiento obligatorio, una práctica que, según la legisladora, no solo es innecesaria desde el punto de vista de la actualización de bases de datos vehiculares, sino que además ha servido como una herramienta de recaudación fiscal opaca y desproporcionada.

El reemplacamiento, hasta ahora, ha sido justificado por las autoridades bajo el pretexto de mantener actualizado el registro vehicular. Sin embargo, esta acción implica un costo adicional para los contribuyentes, quienes deben tramitar y pagar por un nuevo juego de placas, a pesar de haber ya cubierto este impuesto previamente.

La falta de regulación clara sobre este impuesto ha permitido a cada entidad federativa establecer montos arbitrarios, creando una percepción de injusticia y generando un amplio descontento social.

Pérez Valdez argumentó que, si bien el emplacamiento inicial es una medida de seguridad necesaria para mantener una base de datos vehicular confiable, la obligatoriedad y periodicidad del reemplacamiento no cumplen una función clara que justifique su costo y complejidad.

Esta situación ha provocado que la ciudadanía reaccione negativamente ante cada anuncio de nuevo reemplacamiento, manifestando su inconformidad a través de amparos y otras medidas legales.

La propuesta de la diputada se erige como un baluarte en defensa de los derechos económicos de los ciudadanos, buscando evitar que el pago de las placas de automóviles particulares se convierta en una carga tributaria recurrente. Con esta iniciativa, Pérez Valdez desafía el status quo fiscal pero también propone un modelo más justo y transparente de contribución ciudadana, alineado con los principios de equidad y eficiencia administrativa. Mientras la iniciativa avanza hacia la Comisión de Movilidad para su discusión y posible aprobación, la propuesta de placas permanentes para vehículos particulares se posiciona como un tema de interés nacional, prometiendo generar un amplio debate entre los distintos sectores de la sociedad y las autoridades involucradas.

Te puede interesar: Guerra sucia contra 4T es burda: Claudia Sheinbaum