Arquitectura como agente contra el cambio climático: Daniel Esquenazi Beraha

747
  • Daniel Esquenazi Beraha señala la importancia de estrategias diversas, desde infraestructuras verdes hasta tecnologías de enfriamiento pasivo.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CIUDAD DE MÉXICO.- Daniel Esquenazi Beraha, empresario, inversionista y arquitecto mexicano, aborda desafíos sobre la industria de la construcción y el medio ambiente, proponiendo soluciones integrales.

La industria de la construcción se encuentra bajo escrutinio, por ser considerada responsable de un 37% de las emisiones de carbono a nivel mundial.

En la reciente COP2 se intensificó la necesidad de desplegar medidas para lograr emisiones netas cero, y en este contexto las naciones en desarrollo enfrentan desafíos únicos.

Las olas de calor urbanas, una consecuencia palpable del cambio climático, afectan especialmente a los vecindarios vulnerables.

Daniel Esquenazi Beraha señala la importancia de estrategias diversas, desde infraestructuras verdes hasta tecnologías de enfriamiento pasivo, para enfrentar este desafío.

El empresario y arquitecto aboga por estándares unificados de sostenibilidad en el sector de la construcción, un llamado que coincide con la urgencia de abordar las existencias de edificaciones actuales.

La infraestructura verde emerge como una solución, según Daniel Esquenazi Beraha, al tiempo que resalta su capacidad para mitigar las islas de calor urbanas.

Reconociendo la huella de carbono de los materiales de construcción, Esquenazi recomienda seguir el ejemplo de California en la monitorización del carbono incorporado.

Innovaciones en el sector privado, como el cemento de bajo carbono, se presentan como piezas clave para reducir emisiones.

En el ámbito financiero, Daniel Esquenazi Beraha destaca la importancia de incentivos, citando ejemplos exitosos de Estados Unidos y respaldando cambios regulatorios propuestos.

A pesar de los costos iniciales, enfatiza los beneficios económicos a largo plazo de la inversión climática y la necesidad de estrategias de inversión creativas.

La construcción de edificaciones más livianas mediante la incorporación de materiales renovables y prácticas sustentables es esencial, según Esquenazi. Certificaciones como el “Living Building Challenge” resaltan la importancia de generar un impacto ambiental positivo, promoviendo la verificación del origen de los materiales.

La autoconstrucción adquiere relevancia, y a pesar de la falta de proyectos certificados bajo esta modalidad en México, representa una vía efectiva para considerar aspectos ambientales en la construcción de viviendas a gran escala.

La integración de la naturaleza en la construcción, podría maximizar el potencial regenerativo del espacio, según Daniel Esquenazi Beraha.

Así como el retorno a prácticas constructivas tradicionales, como el uso de tierra compactada, adobe y madera.

“Con su influencia en la vida cotidiana, los arquitectos tenemos la responsabilidad de abordar las huellas ecológicas y respaldar economías circulares para un impacto ambiental más sostenible”, puntualiza.

Te puede interesar: La Cosmopolitana refuerza calidad e inocuidad alimentaria