Pide ASF aclarar $785.3 millones a Tren Maya

219
  • La ASF dio a conocer el resultado de 12 auditorías practicadas al Proyecto Tren Maya.
ROLANDO HERRERA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido a distintas irregularidades en la ejecución o estimación de los trabajos, así como a la falta de comprobación y dictámenes de valuación, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) solicitó a Fonatur que aclare 785.3 millones de pesos ejercidos durante 2022 en la construcción del Tren Maya.

La ASF dio a conocer el resultado de 12 auditorías practicadas al proyecto emblema de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, enfocadas a revisar tanto el proyecto en general como la construcción tramo por tramo.

El mayor monto observado por la ASF está contenido en la auditoría que revisó el Tramo 4 Izamal-Cancún, el cual asciende a 352 millones 311 mil 615 pesos.

“(Hubo) pagos en exceso por 286 millones 261.9 miles de pesos debido a la diferencia del costo en la integración de diversos precios unitarios, los cuales fueron analizados y recalculados por la entidad fiscalizada en la Cuenta Pública 2021; sin embargo, durante la Cuenta Pública 2022, se continuaron pagando con los precios unitarios del contrato”, indicó.

Además, hubo un pago indebido de 15 millones 058 mil pesos por deficiencias de calidad en el pavimento de la autopista, y uno más de 10.4 millones de pesos por colocar una “barrera central” de concreto simple, sin comprobar el cumplimiento del nivel de contención y la deflexión dinámica de proyecto.

“(Se registraron) deficiencias en la planeación del proyecto, ya que se pagaron trabajos innecesarios (estructuras, autopista y plataforma de vía) con antelación a la modificación en el trazo de la vía hacia Cancún”, señaló.

La auditoría 107 practicada al “Proyecto Tren Maya” reportó que se pagaron 256 millones 99 mil 390 pesos bajo el concepto de “bienes distintos a la tierra”, es decir, una especie de indemnización por los daños ocasionados por las obras, sin embargo, dichos pagos se efectuaron sin contar con un dictamen de valuación.

“En la revisión de la documentación entregada por la entidad fiscalizada del ‘Proyecto Tren Maya’, se observaron pagos sin soporte documental por 256 millones 99.4 miles de pesos en el periodo del 19 de julio al 8 de noviembre de 2022, por concepto de bienes distintos a la tierra correspondientes a 13 predios de 11 beneficiarios”, indicó.

Respecto del Tramo 6, que va de Tulum a Chetumal, la ASF constató que no se cumplió con el Programa de Vigilancia Ambiental y pidió sancionar a los funcionarios omisos.

“(Los servidores públicos) no acreditaron en relación con las 1,595.18 hectáreas impactadas por el trazo del Tramo 6 del ‘Proyecto Tren Maya’ el Programa de Vigilancia Ambiental con las acciones que se habrían de realizar, la metodología aplicada, el plazo y el programa de ejecución, ni la documentación mediante la cual se llevaron a cabo las medidas de mitigación, el manejo, registro y control del material destinado para el troceo mediante su respectiva bitácora, como tampoco el manejo, registro y control del arbolado recuperado y donado, supervisado por un ingeniero forestal con registro forestal”, acusó.