¿Qué rollo con Peña Nieto?

214

José Luis Carrillo

Dicen que en la política no existen las casualidades; existen las causalidades.

Y más aún cuando estamos a poco más de un mes para el 2 de junio; fecha relevante en que se realizará la mayor elección en la historia de México.

Aunque muchos siguen sosteniendo, apoyados en los resultados que arrojan la mayoría de las encuestas de opinión pública, que Claudia Sheinbaum Pardo, candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia, será la primera presidenta de México; existen otras versiones que aseguran que no será la primera vez que empieza a crecer una “espiral del silencio”.

Es decir, que la “opinión” que aportan los ciudadanos encuestados, NO necesariamente refleja las “actitudes y comportamientos” que tendrá el electorado el primer domingo de junio próximo.

Será el sereno, pero empieza a aplicarse aquella máxima atribuida de manera cuestionada a José Zorrilla, y supuestamente expresada en el escenario por “Don Juan”, personaje central en la obra clásica del teatro español, Don Juan Tenorio:

“Los muertos que vos matáis gozan de cabal salud”.

Al menos así parece en dos hechos significativos que vivimos los mexicanos en pasados días.

Por un lado, el expresidente Enrique Peña Nieto, fiel discípulo de Carlos Salinas de Gortari ha aparecido en la arena política, bajo la “sombrilla” de “confesiones en el exilio”, libro recién lanzado en México.

Mención aparte merece decir que aprovechó para calificar a los empresarios de Monterrey, de “traidores” y asegurar haber alertado a Andrés Manuel López Obrador de “tener cuidado con ellos, los que se dicen sus amigos”.

Por el otro lado, otro salinista; el exgobernador de Sonora, exlíder Nacional del PRI, entre otros relevantes cargos. y próximo Senador de la República, Manlio Fabio Beltrones aparece en escena para arremeter contra todo lo que huela a López Obrador y Morena.

Lo menos que ha declarado el reconocido político es que en el actual sexenio, han muerto más de un millón de personas, por el manejo irresponsable durante la pandemia del covid 19, y por la ausencia de una eficiente estrategia de seguridad.

“Han muerto más mexicanos que en la Revolución” ha sostenido el sonorense.

¿Casualidades o causalidades?

Obvio que es lo segundo y eso nos lleva al análisis final.

¿Causalidad para beneficiar a quién?

Estas causalidades huelen a que se ha roto un pacto, que solamente duró poco más de cinco años.

Atlacomulco está más vivo que nunca.

Pa’l baile vamos.

Te puede interesar: Waldo y Judith quieren debate en NL