Urgen a incorporar medidas antirruido en CDMX

135
Urgen a incorporar medidas antirruido en CDMX
  • Ante la alta exposición al ruido que viven los habitantes de la Ciudad, es necesario incorporar equipamiento urbano que lo module.
IVÁN SOSA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la alta exposición al ruido que viven los habitantes de la Ciudad, es necesario incorporar equipamiento urbano que lo module.

Así lo establece una investigación de la especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Azcapotzalco, Tamara García, en la que se asocia la contaminación auditiva con enfermedades y pérdida de la calidad de vida.

La intervención en el diseño de los espacios representa una diferencia entre habitantes molestos, ansiosos, estresados o con bienestar, plantea la arquitecta, especialista en diseño urbano, en el estudio “El Estrés como Reacción ante el Ruido Ambiental en el Espacio Urbano en la Ciudad de México”.

“El diseño de la configuración urbana, de cada vía, mobiliario, puente, metro cuadrado verde, al momento de planear o construir un espacio, puede hacer la diferencia”, indica la investigación.

Para este análisis, se midieron los niveles de ruido en el área de Periférico y Paseo de las Palmas, en el Alcaldía Miguel Hidalgo. Ahí, se documentó que las personas perciben 72 decibeles, con picos de hasta 83; en contraste, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere una exposición máxima de 55 decibeles.

“El mayor nivel sonoro se percibe en el núcleo del sitio, Periférico, y avenidas principales”, indicó.

“Debido a las grandes cantidades de automóviles, los huecos causados por el Segundo Piso del Periférico, los puentes y el material de hormigón que refleja el sonido y tiene un mayor tiempo de reverberación”.

La colindancia con parques permite mitigar los niveles de ruido, contrario a lo que ocurre con infraestructura como puentes y avenidas, expone la investigación.

“Si una zona está rodeada por puentes y avenidas principales, los ruidos emitidos se reflejarán, el tiempo de reverberación será mayor y el sonido se amplificará”, menciona.

El diseño urbano, detalló García, ofrece alternativas para modular la contaminación por ruido y recuperar la calidad de vida de los habitantes.

Para aminorar el ruido es necesario diseñar barreras de sonido, con materiales de construcción que reduzcan la transmisión sonora, como es el caso del hormigón poroso, los paneles acústicos o materiales de absorción acústica que se pueden integrar a muros de bajopuentes.

Además, refiere, es necesario incorporar espacios con vegetación densa, árboles y arbustos, que conformen barreras naturales ante el ruido. Otra mejora es la implementación de normativas de control de ruido más robustas, tanto en el desarrollo de infraestructura, como en la adaptación de la existente.

EL IMPACTO A LA SALUD

La contaminación auditiva tiene un impacto en la salud de los habitantes, subrayó García.

“Se concluye que existe una asociación significativa entre la exposición al ruido ambiental y diversos síntomas de trastornos mentales”, apuntó.

Una de las medidas que se deberían implementar es la de sensibilizar a la población sobre el impacto del ruido en la salud y en la calidad de vida.

Al intervenir en espacios urbanos, se debe considerar el impacto en bienestar de los ciudadanos.

“Existen elementos en una Ciudad que crean una configuración que puede causar una sensación de amenaza o confort ante sus habitantes”, anota la investigación.

La exposición al ruido, de origen ocupacional o ambiental, se refleja en distintos síntomas.

“Identificando síntomas como ansiedad, estrés  emocional, dolores de cabeza, inestabilidad emocional”, señaló.

Te puede interesar: Caen falsificadores de billetes en CDMX; les aseguran mono