Operaba antro ilegal ‘sólo para chinos’ en Centro Histórico

111
  • El lugar, administrado por una banda de personas de nacionalidad china, sólo aceptaba a clientes de ese país, según las autoridades.
MANUEL ALEJANDRO ALVAREZ TORRES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A sólo 800 metros del Zócalo, un antro clandestino operaba en los últimos cuatro pisos del inmueble de San Jerónimo 115, en pleno Centro Histórico.

El lugar, administrado por una banda de personas de nacionalidad china, sólo aceptaba a clientes de ese país, según las autoridades.

En la madrugada de este sábado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Fiscalía General de Justicia (FGJ) realizaron un operativo en el que encontraron narcóticos y constataron que se cometía trata de personas con fines de explotación sexual.

Los agentes capitalinos descubrieron que los pisos superiores habían sido habilitados como centro nocturno, con salas privadas, equipadas con sillones y mesas.

En la fachada, había sido montada una marquesina que en chino anunciaba al Club Cielo y Tierra.

Durante el operativo fueron detenidas 11 personas extranjeras, además de que se decomisaron 810 dosis de una sustancia, aparentemente cocaína, y 10 dosis de cristal.

Vecinos narraron que esta misma semana habían observado un movimiento inusual en la zona.

El miércoles en la noche sacaron muchos coches y también varias cosas, indicó uno de ellos.

Ayer al mediodía, la puerta del inmueble permanecía cerrada, aunque sin sellos de clausura. Según la SSC, sólo los últimos cuatro niveles quedaron bajo resguardo.

En un recorrido, realizado ayer por REFORMA, se constató que al exterior del edificio, ubicado entre Pino Suárez y Correo Mayor, no había vigilancia ni sellos de alguna de las dependencias.

Además, se encontraron siete pruebas de laboratorio que, al parecer, les exigían a las mujeres, en espacios habilitados como salas privadas de entretenimiento, informó el Secretario Pablo Vázquez Camacho.

Aunque en la noche la presencia de personas extranjeras asiáticos era frecuente, a decir de comerciantes de la zona, en el día era esporádica, pues algunos de ellos rentan pisos como bodegas de almacenamiento de mercancías.

A veces veíamos pasar chinos con cajas, pero nada más y como la mayoría de nosotros cerramos a las 18:00 horas, pues ya no sabíamos qué más ocurría, explicó una vendedora.

Te puede interesar: Promenten para Salud hasta 4 mil 800 bases en CDMX