Se enfocará IMCA a trabajos en calle

56
  • El Instituto Municipal contra las Adicciones hará trabajo en espacios callejeros.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- Uno de los temas que el Instituto Municipal contras las Adicciones (IMCA) ha observado es que, si bien el alcohol, tabaco y marihuana se mantienen como las sustancias de inicio para un potencial adicto, también el cristal ha comenzado a sumarse a pasos agigantados como droga de introducción, por lo que buscan reforzar la atención.

Durante el periodo vacacional de verano que está próximo a arrancar, Alberto Ortuño Báez, director del IMCA, indicó que estarán enfocando sus actividades en espacios fuera de las escuelas, como tianguis, mercados, hoteles, sindicatos y demás, donde esperan acercarse sobre todo a los padres de familia.

Si bien durante el periodo de vacaciones se están enfocando más a los trabajos en calle, con estos módulos en tianguis, mercados y otros espacios, así como con las pláticas para trabajadores de distintos sectores, también se encuentran preparando las nuevas jornadas para jóvenes una vez que regresen a las escuelas.

El IMCA, recordó, cuenta con tres oficinas, una en Avenida Del Sol, otro en la Supermanzana 259 en el Mercado de la Avenida Lak’in y otra en la SM 101 en el Mercado de la Unidad.

Así como dos módulos de atención móvil, que reconoció han sido los más interesantes, pues les permite hacer atenciones, contenciones y canalizaciones en el lugar, acercando estos servicios a las poblaciones que los requieren.

Ortuño Báez explicó que parte del porqué han sido importantes se debe a que, a través de ellos, los familiares de las personas con problemas de adicción tienen mayor facilidad para acercarse a solicitar apoyo y que se suman a otras canalizaciones que reciben, por parte de las escuelas que visitan e incluso de los propios jóvenes.

“Muchas veces nos piden la ayuda la mamá para los hijos, igual lo que nos canalizan las mismas escuelas o también hay jóvenes que, ellos solitos, nos mandan el mensaje al WhatsApp anónimo solicitando la ayuda, y la atención siempre se da.

“En general nosotros damos alrededor de 20 atenciones diarias entre primeros contactos y seguimientos”, indicó.

Agregó que realmente en las atenciones que da el IMCA no hay marcos de edad que soliciten más apoyos, pues han observado desde adolescentes de 13 años hasta adultos mayores que requieren de estos servicios y tratamientos sobre adicciones, tanto conductuales como de sustancias.

“En el IMCA podemos dar atención a todos estos tipos de situaciones, son los dos tipos de adicciones que les he platicado: la conductual y con sustancia. Sustancia como alcohol y drogas, y conductuales como trastornos alimenticios, depresión, ansiedad. Las adicciones no respetan, no se trata de a quién le llega más, en todos los estratos sociales, en todas las comunidades, en todas las escuelas se presentan casos de adicción”, expresó.

Te puede interesar: Aguardan estudio para transporte municipal en Chetumal