NIDO DE VÍBORAS

203
Nido-de-Víboras-P

POR KUKULKÁN

YA SON VARIAS las encuestas y entrevistas levantadas por distintas casas de medición en las regiones de Quintana Roo que colocan a Carlos Joaquín González entre los 10 mejores gobernadores del país como resultado de las calificaciones que le dan los propios ciudadanos consultados sobre temas que van desde el desempeño, seguridad, manejo de las finanzas públicas, aprobación ciudadana, hasta la aplicación de políticas sanitarias contra el Covid-19.

ENTRE estas empresas consultoras figuran “C&E Research” que en conjunto con “Demotactica” evaluaron a los 32 mandatarios en su manejo para resolver asuntos de seguridad o conocer si tienen un manejo eficaz y eficiente de las finanzas, de políticas aplicadas para la superación de la pobreza, creación de empleo y manejo de la pandemia por Covid-19.

OTRAS encuestadoras como “Ranking MITOFSKY”, “México Elige” y “Arias Consultores” calificaron al gobernador de Quintana Roo entre los más destacados, por ejemplo, la primera de estas consultoras dio a conocer la aprobación ciudadana de los Ejecutivos Locales por desempeño, mientras la segunda destacó la aprobación de manejo de crisis, y la tercera empresa con más de 12 años de experiencia realizando encuestas de campo, telefónicas y redes sociales a nivel nacional, también calificó a Carlos Joaquín entre los mejores gobernadores.

LAS CASAS encuestadoras explican que los resultados de sus estudios no obedecen a ocurrencias ni al interés de una persona o grupo, sino a la respuesta de la gente consultada, mayores de 18 años de edad, con dispositivos móviles y con niveles de confianza de hasta el 95 por ciento; y no se equivocan los ciudadanos en colocar al gobernador quintanarroense, quien a casi cinco años de su mandato ha sabido mantener la estabilidad financiera, política y social a pesar de que recibió un estado fragmentado, en bancarrota técnica, con una deuda pública superior a los 19 mil millones de pesos, a lo que se han sumado huracanes y la contingencia ambiental por el Covid-19.

CONTADOR de vocación, Carlos Joaquín es un gobernador muy cauteloso con los números, sabe hacer bien las cuentas, no se le escapa alguna discrepancia financiera, mucho menos cuando prácticamente se vio obligado a aplicar urgentemente una política de austeridad para tratar de equilibrar los desajustes económicos provocados por el saqueo y el despilfarro de las administraciones priistas pasadas, que de 2005 a 2016 elevaron la deuda pública estatal de mil 300 millones a 19 mil millones de pesos, cuyas consecuencias e intereses seguimos pagando los quintanarroenses.

AL OCTAVO gobernador del estado no sólo le ha tocado poner orden en el manejo de las finanzas sino también en las desigualdades sociales y económicas entre el norte y el sur del país por lo que su programa de gobierno tiene como misión detonar al menos dos proyectos (la Central de Abasto de Chetumal y el Parque Industrial con Recinto Fiscal) que prometen dar impulso a la economía de los municipios menos desarrollados, como es el caso de Othón P. Blanco cuya cabecera es la capital Chetumal y es lugar donde despachan los poderes del estado.

AMBOS proyectos estaban programados para estar funcionando ya a estas fechas, pero la pandemia vino a dar al traste con todo y en aras de cumplir su compromiso con los habitantes del sur de la entidad el gobernador ha dado prioridad para que se aceleren todos los trámites federales para su conclusión; ese es el reto que se ha planteado Carlos Joaquín al cierre de su mandato y seguro lo va a lograr.

@Nido_DeViboras