Llama Mara a Nuevo Acuerdo del Bienestar

730
Llama Mara a Nuevo Acuerdo del Bienestar
  • Primeras encuestas sobre el debate dan como ganadora a Mara Lezama, pide a opositores dejar de pelear y cumplirle a la gente.
RODOLFO MONTES

CHETUMAL, Q. ROO.- “Quedaron a deber”, “estuvo descafeinado”, “les faltó punch”… son algunas de las conclusiones de electores y de la clase política de Quintana Roo sobre el debate que sostuvieron este sábado pasado las candidatas y los candidatos a la gubernatura de esta entidad peninsular.

Y sí, cada aspirante a la Silla del Palacio de Chetumal, se apegó al acartonado guion del debate elaborado entre sus representantes y el Instituto Electoral de Quintana Roo, el cual se llevó a cabo en las instalaciones del Sistema Quintanarroense de Comunicación, en donde se dieron cita cientos de simpatizantes ya de Mara Lezama ya de Laura Fernández Piña o de José Luis Pech, de Leslie Hendricks o de Nivardo Mena.

Entre porras y música a todo volumen, las estructuras partidistas coparon las calles aledañas a la sede del encuentro cuya transmisión en vivo presentó fallas técnicas en el inicio del mismo, lo que provocó la rechifla de los presentes por la pésima señal y más tratándose del principal evento del proceso electoral en curso.

Fue como el preludio, un pequeño anticipo de lo que se viviría lo que duró el debate que fue soportado por preguntas “detonadoras”, hechas por la ciudadanía con antelación. Siempre Leslie Hendricks abriendo cada bloque, seguida de Laura Fernández, Nivardo Mena, José Luis Pech y Mara Lezama cerrando cada etapa.

Cada quien presentó sus cartas credenciales a la ciudadanía; escasos mil 400 personas que siguieron el en vivo por las redes sociales del IEQROO que por cierto, nunca se le vio emprender una difusión prolífica del debate, pero que sí tuvo el desatino de realizarlo en sábado por la tarde, justo cuando los quintanarroenses ocupan el tiempo para sus actividades más necesarias.

Pronto saltó uno de los temas más escabrosos, el combate a la corrupción, y ahí comenzaron las acusaciones como una suerte de competencia como para medir quién ha cometido más actividades corruptas desde el servicio público, que si Mara “escondió la cabeza como avestruz” cuando se supo del puñado de placas de taxi, que si el esposo de Laura Fernández se sacó la lotería por los contratos millonarios que le entregó su pareja cuando fue alcaldesa de Puerto Morelos, que si Pech es “un cínico” porque “no la hizo de Pech” cuando a nivel nacional estalló la llamada Estafa Maestra, y así por el estilo.

Nada nuevo bajo el sol de esta campaña por la gubernatura quintanarroense que no se hayan dicho durante estos días de proceso electoral en curso…

Luego vino una segunda pregunta “detonadora” sobre sociedad y gobierno, y de nuevo Hendricks hablando del sueño quintanarroense de alcanzar un nivel educativo de primera y no de los últimos lugares a nivel nacional.

Y por ahí hubo una nueva andanada de Laura contra Mara por la eliminación a nivel federal de las escuelas de tiempo completo, pero que la candidata de la alianza Juntos Hacemos Historia supo capotear al asegurar que habrá de reactivar ese programa y se metió de lleno a proponer lo que llamó una canasta básica digital cuya meta es dotar a todo el estudiantado de la entidad, de internet y herramientas tecnológicas; más tardó en decirlo que en lo que Laura también se colgó, perdón, sacó la misma propuesta en su turno.

Aunque Pech continuaría con la espada desenvainada para asegurar que desde el cuartel de campaña de la morenista Mara Lezama, se anda promoviendo ya la compra de votos, y ella revirando con una propuesta más al anunciar que en su gobierno se habrá de crear el Instituto Estatal de Economía Social para erradicar los niveles de desigualdad social entre el Norte y el Sur de Quintana Roo.

Pero Pech insistiendo en llevar a su trampa a Mara Lezama al señalarla de ser parte de “un trabuco de rateros disfrazados de guinda”, y la candidata de Morena, del Trabajo, y del Verde Ecologista esquivando ese golpe, al convocar a la clase política y a todos los sectores de Quintana Roo a comenzar a tejer desde septiembre entrante, un Nuevo Acuerdo del Bienestar, basado, obviamente, en las políticas públicas que emprende desde Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Concluido el tiempo de esta modalidad rancia de debate, las y los aspirantes salieron de las instalaciones del Sistema Quintanarroense de Comunicación, para encontrarse con los suyos que banderín en mano, proclamaban a su candidata o candidato como la vencedora o el triunfador de esa noche sabatina rumbo a la elección del próximo domingo 5 de junio.

Sin embargo, las primeras encuestas nacionales sobre el debate dieron el triunfo arrollador a quien lleva la delantera en las encuestas, la morenista Mara Lezama.

Te puede interesar: Aprueban acuerdos contra violencia política de género